JIM WATSON/ AFP 2018

Exige la renuncia de Mark Zuckerberg

Vista durante largo tiempo como un portavoz de los defensores de la libertad, la red social Facebook se ve actualmente asediada por ONG estadounidenses de defensa de los derechos civiles y por una convocatoria a un boicot en su contra.

En una carta fechada el martes y dirigida al dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, una treintena de asociaciones de defensa de los derechos civiles y de las minorías étnicas o religiosas le “exigen” su renuncia a la presidencia del consejo de administración.

Reclaman también al grupo que pida “disculpas” a “todas las organizaciones afectadas por Definers Public Affairs”, una firma de relaciones públicas cuestionada por sus métodos y contratada por Facebook.

“Su dirección es incapaz de responder a las preocupaciones legítimas de los defensores de los derechos cívicos” y de luchar eficazmente contra los contenidos discriminatorios, agrega el mensaje, que fustiga a la empresa por haber “apuntado deliberadamente” a algunas ONG críticas para acallarlas.

Entre los firmantes de la carta figuran Muslim Advocates, Bend the Arc Jewish Action, Freedom from Facebook y la poderosa asociación de defensa de los derechos de los negros NAACP, que este martes convocó a boicotear durante una semana la red social y su filial Instagram a través del hashtag #LogOutFacebook (“Desconéctense de Facebook”).

Sacudida por reiteradas polémicas desde hace casi dos años (datos, pirateo, desinformación) Facebook fue fuertemente cuestionada a fines de noviembre por haber recurrido a los servicios de Definers Public Affairs.

Esta empresa fue acusada de difundir falsas informaciones para intentar desacreditar a varios grupos críticos de Facebook y vincularlos al magnate y filántropo George Soros, blanco predilecto de los republicanos y objeto de innumerables ataques antisemitas.

Facebook rompió finalmente su contrato con Definers.

El llamado al boicot lanzado contra la mayor red social a nivel planetario (2.100 millones de usuarios) fue apoyado por la cómica estadounidense Amy Schumer, la marca de helados Ben & Jerry’s y el legislador demócrata por el estado de Misisipi Bennie Thompson.