Contáctenos

Ciencia

Eclipse total de Luna la noche del 20 de enero

Publicada

en

Los habitantes de América, de gran parte de Europa y del oeste de África podrán observar un eclipse total de Luna el 20 o 21 de enero, según la ubicación, que será el último de este tipo hasta 2021.

Para América del Norte y del Sur, el eclipse total ocurrirá al principio de la noche del 20 o entrada la madrugada, mientras que para Europa y África se verá poco antes de la salida del Sol el 21. Más hacia el este del planeta el fenómeno será poco visible debido a que ya será más de día.

La Luna llena estará en la sombra de la Tierra entre las 03:34 y las 06:51 GMT. Durante la primera hora, será lentamente “comida” por el costado izquierdo. El eclipse será total durante una hora a partir de las 04H41 GMT, según las tablas de horarios elaboradas por la Nasa.

La fase total del eclipse será tres cuartos de hora más corta que la del gran eclipse de julio de 2018, que seguirá siendo entonces la más larga del siglo XXI.

Durante el eclipse total, el satélite natural de la Tierra no estará completamente invisible, sino que se verá rojo. Ello debido a que los rayos del Sol no le llegarán directamente, y en cambio una pequeña parte de rayos rojos se filtrarán a través de la atmósfera terrestre y se refractará sobre la Luna.

“Es la última oportunidad por un buen tiempo de ver un eclipse total de Luna”, dijo a la AFP Bruce Betts, científico en jefe de la Planetary Society, una organización astronómica estadounidense.

El próximo eclipse total será en mayo de 2021. Otros parciales tendrán lugar antes.

Los eclipses totales de Luna pueden ocurrir dos o tres veces por año. Se producen cuando la Tierra se sitúa exactamente entre el Sol y la Luna.

Es necesario que el cielo esté despejado para observarlo. A menudo las nubes estropean el espectáculo.

Los aficionados a la astronomía podrán comparar las pequeñas variaciones del tono rojo de la Luna esta vez. “Todo depende de lo que haya en la atmósfera”, dice Bruce Betts.

“Así como las puestas de sol cambian de color entre un día y otro, los eclipses varían de acuerdo con las partículas en la atmósfera, o si hay una erupción volcánica, por ejemplo”.

No se necesita telescopio para disfrutar del eclipse. Para ver los cráteres de la Luna, el planetólogo recuerda que un simple par de binoculares puede ser suficiente.

Por: Ikal Waas

Copyright AFP

Ciencia

Eclipse lunar despedirá al mes de noviembre

Publicada

en

La noche del 30 de noviembre podrás apreciar el último eclipse de este tipo en el año. Te decimos cómo podrás disfrutar este hermoso fenómeno astronómico.

La noche de este lunes 30 de noviembre, el cielo nos regalará uno de los más hermosos e increíbles eventos astronómicos despidiendo al mes de noviembre y dando la bienvenida al fin del 2020; se trata de un eclipse lunar único en su tipo, llamado penumbral, en el que la Luna toma unas hermosas tonalidades brillantes, y que será visible en México y una gran parte del mundo.

Aquí te decimos qué son y por qué ocurren los eclipses penumbrales como el de este lunes, así como a qué hora y cómo podrás verlo, para que no te pierdas de este increíble fenómeno astronómico.

En el eclipse penumbral, la superficie de la Luna sólo muestra un ligero oscurecimiento, debido a que la Tierra bloquea de forma parcial la luz solar que refleja.

De modo que este fenómeno astronómico tiene lugar cuando la Luna pasa por la sombra parcial de nuestro planeta.

A pesar de no ser tan perceptible, si tienes la fortuna de que el cielo esté despejado, podrás apreciarlo esa noche.

Como ocurre con los eclipses, no todas las regiones del mundo podrán apreciar el fenómeno astronómico. En el siguiente mapa, aparecen en blanco las zonas en las que sí será visible.

Redacción Qs.

Información: Milenio.

Seguir Leyendo

Ciencia

Desaparece miniluna que se encontraba a 13 mil kilómetros de la Tierra

Publicada

en

La miniluna atrapada por la gravedad de la Tierra que fue descubierta en febrero llevaba años en el vecindario de nuestro planeta.

La miniluna atrapada por la gravedad de la Tierra que fue descubierta en febrero llevaba años en el vecindario de nuestro planeta, a unos 13.000 kilómetros, y ya ha desaparecido.

Los hallazgos de un nuevo estudio que describen este pequeño asteroide, una roca de silicato flotante llamada 2020 CD3, se han publicado en el ‘Astronomical Journal‘.

Grigori Fedorets, investigador postdoctoral del Centro de Investigaciones Astrofísicas de Queen’s University de Belfast y que dirigió la campaña de observación con múltiples telescopios, describió el avistamiento de la miniluna el 15 de febrero como “un raro regalo para los astrónomos”.

2020 CD3 fue descubierto el 15 de febrero de 2020 con un telescopio de 1,5 metros por Kacper Wierzchos y Teddy Pruyne en el Catalina Sky Survey, que opera desde el Lunar and Planetary Laboratory de la Universidad de Arizona.

Como era un objeto tan raro, se lanzó rápidamente un esfuerzo global dirigido por el astrónomo de Queen’s para estudiarlo y compararlo con los hallazgos registrados en la única otra miniluna conocida, para confirmar su estado.

Se cree que 2020 CD3 podría haber entrado en la órbita de la Tierra hace varios años, pero solo fue visible con potentes telescopios en su salida del sistema Tierra-Luna, que abandonó el 7 de marzo.

Fedorets explicó en un comunicado: El descubrimiento de febrero fue significativo, ya que el único resto de astrónomos de minilunas que han documentado se registró en 2006, pasando alrededor de un año en órbita alrededor de la Tierra.

“El asteroide 2020 CD3 fue un compañero de la Tierra durante más tiempo que la miniluna anterior y pudimos calcular su órbita y estudiarla con suficiente profundidad para derivar sus propiedades físicas y su período de rotación, lo que demuestra que era un fenómeno natural y no un cuerpo artificial como un satélite muerto”.

“Para el estudio se utilizaron varios telescopios potentes de todo el mundo, incluidos los de Hawái y La Palma, así como el de Arizona. Mediante observaciones, nuestro grupo confirmó que es un fragmento de silicato de un cuerpo más grande. También calculamos que estaba a unos 13.000 kilómetros de la Tierra en su aproximación más cercana y con un tamaño de entre 1 y 1,5 metros de diámetro”.

Redacción: Marcela Chavarría.

Información: Excelsior, El Heraldo de México, Así Sucede y Hoy Digital.

Seguir Leyendo

Ciencia

ONG: Tiburones en peligro por vacunas contra Covid-19

Publicada

en

Shark Allies sostiene que algunas vacunas están usando escualeno de tiburones para sus pruebas.

Una organización sin fines de lucro ha lanzado una convocatoria en el sitio Change.org para pedir que se detenga la fabricación de unas vacunas contra el Covid-19 luego que el empleo de escualeno pone en peligro a los tiburones.

En la petición ha señalado que las vacunas desarrolladas por empresas como GSK y Seqirus están produciendo adyuvantes a base de escuealeno en las pruebas para la cura contra la enfermedad que ha causado más de un millón de decesos en el mundo.

El escualeno se trata de una sustancia elaborada a partir de aceite de hígado de tiburón, aunque también puede ser obtenido por fuentes vegetales. Es conocido porque es económico y porque fácil de conseguir, además que es empleado como agente humectante en cosméticos.

“La mayoría de las especies de tiburones ya se encuentran en nivele críticos y no resistirán un aumento en la demanda de una vacuna mundial”, ha señalado la organización Shark Allies en su publicación que cuenta con más de 42 mil firmantes.

Ante esto han lanzado tres peticiones para los fabricantes de vacunas, tratamientos y suplementos: el reemplazo del escualeno de tiburón, incluir el escualeno vegetal en las pruebas y garantizar el desarrollo de producción a escala de esta última sustancia.

En un comunicado publicado en su página oficial han sostenido que este compuesto orgánico se ha utilizado también para hacer frente a otras enfermedades, como distintas cepas de influenza y de otros coronavirus, tales como el H1N1, H7N9, H7N7, SARS-CoV y MERS-CoV.

Redacción Qs.

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México