El funcionario enfrenta demanda de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos.


Apenas tres horas después de que la Procuraduría General de la República (PGR) anunciara la renuncia de Tomás Zerón de Lucio como responsable de la Agencia de Investigación Criminal de esa instancia, se dio a conocer que el presidente Enrique Peña Nieto lo designó como secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional (CNS).

Zerón, enfrenta una demanda de los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa por presuntas irregularidades en la investigación. El desempeño de este funcionario en las indagatorias de los hechos de Iguala fue cuestionado también por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El funcionario aportó elementos a lo que el Gobierno ha llamado la “verdad histórica” del caso Ayotzinapa, una narrativa de lo ocurrido la noche del 26 de septiembre de 2014 que ha sido cuestionada una y otra vez por los expertos internacionales que han analizado el caso.

Los padres de los estudiantes exigieron desde abril la renuncia de Zerón y una nueva línea de investigación más allá de la verdad histórica presentada por Jesús Murillo Karam el 7 de noviembre de 2014, luego de que se hizo público un video de Zerón visitando en secreto el río San Juan en octubre de 2014, un mes después de la desaparición de los jóvenes, sitio donde se extrajo un pedazo de hueso que ayudó a identificar a Alexander Mora Venancio, una de las víctimas.

Con la salida de Zerón de la Fiscalía, el Gobierno ha culminado un relevo en sus cúpulas policiales. A inicios de este mes, Enrique Galindo, el comisionado de la Policía Federal fue destituido tras un duro informe de violaciones a derechos humanos.

Tras la renuncia, el Gobierno mexicano debe decidir si está dispuesto a ofrecer otro gesto a las familias de las víctimas de Ayotzinapa, que exigían la dimisión de Zerón para volver a sentarse a la mesa con la procuradora Arely Gómez.

 [hr style=”striped”]

Con información de: El País.