Toluca venció 2-0 a los michoacanos. Mientras Morelia festejaba un gol anulado, Sambueza aprovechó y sin portero, marcó el definitivo

En la Jornada 1 del Torneo Apertura 2018, los Diablos Rojos del Toluca sumaron sus primeros tres puntos al vencer 2-0 a Monarcas Morelia, duelo celebrado en el estadio Nemesio Diez.


Toluca estuvo cerca de abrir el marcador con un disparo de Alexis Canelo, quien tomó el esférico en los linderos del área, pero a pesar de tener portería franca, el balón se fue por un lado.
Al minuto 32, la llegada más peligrosa de Monarcas se vivió tras un enorme error del chileno Osvaldo González, pues en zona baja quiso salir jugando y cedió el balón al michoacano Irven Ávila, sin embargo este la desperdició cuando sacó un disparo que se fue por un lado de la portería de Alfredo Talavera.


Sin duda, de Toluca, el hombre que mayor presencia tuvo durante la primera mitad fue el argentino Alexis Canelo, que sumó hasta tres jugadas que generaron peligro en la portería de Monarcas Morelia.
En la segunda mitad, dominio de los Diablos Rojo comenzó a notarse a través de constantes embates a la portería rival y como todo lo que siembras se cosechas, el cuadro rojo logró su recompensa.
Al minuto 46, recién iniciada la segunda parte, apareció la diablura de Luis Quiñones, que en una jugada por los linderos del área logró evadir a dos defensores, con lo que metió el centro potente que fue bien encontrado por Alexis Canelo, rematando a escasos metros de la portería rival, el balón se incrustó en la red que defendía Carlos Sosa, poniendo así la ventaja escarlata.


Morelia se debilitó más tras un error de su jugador Aldo Rocha, quien estaba amonestado desde el primer tiempo y pese a ello, no midió su fuerza y cometió falta fuerte sobre el argentino Rubens Sambueza, con lo que ganó el segundo cartón amarillo y por consecuencia la expulsión.
Los Diablos Rojos fueron amos y señores de los siguiente minutos, sin embargo la falta de contundencia no les permitió ampliar la ventaja y apostaron por manejar el partido, esperando que Monarcas no lograr el empate.
Cuando corría el minuto 90, el estadio se convirtió en una locura. En un centro, parecía que Morelia tenía el empate con un cabezazo certero de su delantero Emanuel Loeschbor, aunque el gol fue anulado por el juez de línea, que se tardó varios segundos en levantar la bandera, tiempo en el que jugadores michoacanos estaban celebrando el supuesto empate, entre ellos el arquero Carlos Sosa, situación que fue aprovechada por el cuadro mexiquense, en un despeje largo el balón llegó a Rubens Sambueza y como si fuera de “cascarita”, increíblemente, mientras el arquero Carlos Sosa festejaba mirando a la tribuna, el delantero argentino disparó y marcó así el definitivo 2-0 a favor de los diablos.
Por su puesto que tras la situación, jugadores reclamaron intensamente al juez de línea, pero nada cambió y tuvieron que aceptar el gol y la derrota.
En la próxima jornada, Toluca visitará a Puebla y Morelia recibirá a Santos Laguna.

Por JR