Reportó que la medida de seguridad se aplica desde el 2016 y aclaró que las autoridades educativas son responsables del menor en tanto no lleguen sus padres.

En la red escolar mexiquense se vigilará que se aplique el protocolo cuando un alumno de nivel escolar, por alguna circunstancia, no sea recogido por sus padres o tutores, donde los directores del plantel tienen la responsabilidad de protegerlo.

Lo anterior lo informó la Secretaría de Educación (Seduc) tras el lamentable caso de Fátima.

El titular de la dependencia, Alejandro Fernández Campillo, informó que desde el 2016 a los padres de familia se les pide sus números telefónicos, lo cual es una medida interna de las escuelas. En entrevista explicó que la aplicación del protocolo es el siguiente: las autoridades de los centros escolares son responsables del mejor si no llegan por él.

Posteriormente se debe llamar a los números telefónicos y, de no tener respuesta, se pide la intervención de los elementos de la dirección de seguridad municipal que, junto al personal de educación, deberán levantar una acta circunstanciada para que se dé el reporte del estado del menor y sea resguardado.

Negó que hasta la fecha exista una queja por la no aplicación de las medidas de protección, pero estarán atentos.

Gerardo García