El boxeador mexicano que hizo historia al ganar el titulo mundial de peso pesado, aseguró que su inspiración es la comida.

Andy Ruiz ha trascendido en el mundo del boxeo con su carisma y rompiendo con estereotipos. Tras derrotar al excampeón de pesos pesados, Anthony Joshua, siendo un completo desconocido, la vida del Destroyer dio un giro de 180 grados y se convirtió en el primer mexicano que se corona en esa categoría.

El ahora campeón mundial, Andy Ruiz tiene la comida muy presente y la utiliza en forma de metáforas que lo inspiran a dar lo mejor de él en cada combate. “Puedo pensar: ese que está enfrente de mí es una hamburguesa. Tengo que ir a atacar y comerlo. Eso es a veces lo que pienso”, admitió.

Podríamos pensar que el mexicano logró semejante hazaña debido a un gran entrenamiento y un estricto régimen alimenticio, pero ¡no! “El Niño Gordo” como el mismo se nombra, reveló lo que comió previo al combate que cambiaría su vida y que contrario a lo que muchos pensaríamos, consistió en barritas de caramelo y chocolate.

Información Mediotiempo.

Redacción QS.