En los últimos diez años los casos de intento de suicidio y pensamientos suicidas se han duplicado.

Alrededor del 72% de las personas en el mundo tienen un smartphone, el cual, de acuerdo con varios estudios, el uso constante o en exceso, tiene un impacto negativo en nuestro cuerpo como son la postura, la vista y la audición.

Asimismo, y de forma más reciente, los investigadores han encontrado relación entre el uso de este artefacto y la salud mental, pues ahora hay una mayor incidencia de depresión y ansiedad en los usuarios, pues el uso excesivo “puede interferir con otras actividades placenteras y perturbar las actividades sociales”.

La institución Canadian Medical Association, explicó cómo es que el celular puede afectar la salud mental, dejando en claro que entre las consecuencias del uso desmedido del dispositivo móvil están: el cambio en la percepción del ser, la promoción del mal humor y afecta la calidad del sueño.

Sin embargo, las investigaciones siguen siendo inconclusas, pues también se cree que el dispositivo sólo esté exponiendo o afectando a personas que ya tienen problemas para regular las emociones negativas o que tienden a suprimirlas.

También, cabe destacar que los adolescentes y las mujeres pueden ser más susceptibles a esta adicción al comportamiento, por lo que se recomienda que sentir alguna clase de síntoma se acuda con algún experto.

Redacción Qs noticias
Fuentes: Milenio, Radio Fórmula