• Un censo reveló que hay menos de 20 ejemplares en el Golfo de California.

Según el último censo realizado a finales de 2018, únicamente quedan entre 6 y 19 ejemplares de vaquita marina, aseguró Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica.

Lo que se ha vuelto normal es que la vaquita marina se ha ido extinguiendo debido a que muere ahogada en las redes ilegales colocadas para capturar al pez totoaba, conocido como la cocaína del mar, por el alto valor que su buche alcanza en el mercado negro de China.

“Hay tan poquitas vaquitas marinas que en realidad el rol que tenía de importancia ecológica, ya no lo están dando, entonces, se considera muchas veces cuando hay poblaciones tan, tan pequeñitas de una especie, se considera que su rol como ecológico está extinto”, Esther Quintero, subcoordinadora de Especies Prioritarias CONABIO.

Esta especie endémica, es exclusiva del alto Golfo de California, que habita en el mar entre las comunidades de San Felipe, Baja California y el golfo de Santa Clara, Sonora y mide entre 1.4 y 1.5 metros de longitud en su edad adulta, con un peso aproximado de 55 kilogramos.

“Se sabe muy poco de su biología, porque además es una especie que se describió recién en los años 60 del siglo XX, entonces es una especie muy nueva para la ciencia, es una especie difícil de ver, es muy difícil, son muy pocos los encuentros con ella”, sostuvo Esther Quintero. Información Excélsior.

Redacción José Leal.