En el país europeo, las condiciones naturales han ocasionados estragos

Al menos cinco turistas extranjeros que veraneaban en el norte de Grecia murieron a causa de las fuertes tormentas de granizo y tornados que asolaron la región de Calcídica este miércoles por la noche, informó la policía.

Una pareja de checos falleció cuando su caravana fue arrastrada por los fuertes vientos, un hombre ruso y su hijo perdieron la vida por la caída de un árbol y una mujer rumana murió al desprenderse el techo de un edificio, según las primeras informaciones de la policía.

Según la televisión pública, podría haber otra víctima en la misma región, donde los tornados causaron importantes daños. Información AFP.

Redacción QS.