Estados Unidos, con estos cambios, abriría las puertas a personas con mejor educación y ofertas de empleo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presenta este jueves un proyecto para modificar la política migratoria a favor de los extranjeros cualificados y en detrimento de criterios familiares y solicitantes de asilo, aunque la aprobación de la iniciativa en el Congreso es poco probable.

El magnate republicano, que ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una marca de su gestión, desarrolló este nuevo proyecto con su yerno y asesor Jared Kushner. Se presentará a las 14H30 (18H30 GMT) en la Casa Blanca.

El objetivo de la iniciativa es “modernizar” el sistema de inmigración legal “que ha permanecido sin cambios durante décadas”, dijo a Fox la portavoz presidencial Sarah Sanders.

Según The Washington Post, la nueva política permitirá tener en cuenta la calificación, la edad o el sector de actividad de los solicitantes de “green cards”, los famosos permisos de residencia permanente, en detrimento de los criterios de reunificación familiar.

De esa manera, Estados Unidos abriría las puertas a personas con mejor educación y ofertas de empleo, al tiempo que restringiría la entrada masiva de inmigrantes pobres y solicitantes de asilo que desbordan las instalaciones migratorias en la frontera de Estados Unidos y México.

Los inmigrantes tendrían que demostrar, entre otros puntos, su fluidez en el inglés, y aprobar un examen sobre la vida cívica estadounidense.

El número de “green cards” se mantendrá sin cambios en alrededor de un millón, lo que no complacería a algunos de los republicanos que hacen campaña para cerrar más las fronteras.

El proyecto también podría disgustar a la oposición demócrata, ya que no contempla, según lo publicado en medios locales, a los “Dreamers” (“Soñadores”), jóvenes que llegaron ilegalmente antes de los 16 años a Estados Unidos.

Por: QS Redacción.

Con información de: AFP.