• El ataque a las bases que albergan fuerzas armadas de EU en Irak, el cual fue obra de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Después del ataque con misiles a bases militares estadunidenses en Irak, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió con su gabinete de seguridad, por lo que en las próximas horas podría haber una postura o reacción del gobierno norteamericano.

Lo anterior fue dado a conocer por la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, quien agregó que el presidente de Estados Unidos había “sido informado y está monitoreando la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional”.

La Guardia Revolucionaria de Irán se adjudicó el ataque a las fuerzas estadounidenses en Irak. Según la televisora local, el gobierno iraní disparó “más de una docena” de misiles contra bases en Irak usadas por fuerzas de Estados Unidos, confirmó el Pentágono.

Al operativo se le llamó “Mártir Soleimani”, añadió la televisora iraní.

En su oportunidad, el Pentágono informó que fueron al menos 12 misiles balísticos lanzados desde Irán.

“Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y apuntaron al menos a dos bases militares iraquíes que albergan personal militar y de coalición estadounidense en Al-Assad e Irbil”, dijo Jonathan Hoffman, asistente del Secretario de Defensa para Asuntos Públicos, en un comunicado”, mencionó.

“En los últimos días y en respuesta a las amenazas y acciones iraníes, el Departamento de Defensa ha tomado todas las medidas apropiadas para salvaguardar a nuestro personal y socios. Estas bases han estado en alerta máxima debido a las indicaciones de que el régimen iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región”, detalló la dependencia vía Twitter. Información Milenio y AFP.

Redacción José Leal.