• La principal línea de investigación es que querían despojarlos del predio donde habitaban, aunque no se descartan otras posibilidades.

Gaudencio, Jaqueline y el pequeño César fueron sacados de su domicilio en la colonia San Diego de los Padres, de Toluca, el 26 de abril pasado, desde esa fecha ya no los volvieron a ver.

A pesar de que algunos familiares los buscaban, fue este lunes después de un cateo en el poblado de Capultitlán, que finalmente localizaron sus cuerpos entre cemento en el interior de un tinaco enterrado.

Una semana después fue cuando primos y algunas organizaciones comenzaron a circular la ficha de la desaparición de los dos adultos de 51 y 34 años y del niño de apenas 11 años, sin embargo, hacían hincapié en que habían sido víctimas de un secuestro los tres.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) tiene a dos personas bajo investigación por los hechos. Se trata de un hombre que fue detenido por un delito diverso al caso y que está recluido en el Penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez y otro que aseguró recientemente por el triple homicidio y la desaparición.

Dalila Franco