* La escuadra mexiquense inició su pretemporada de cara al Torneo Apertura 2019, donde buscará un título después de nueve años de sequía
* Al equipo ya se integró el refuerzo ecuatoriano Aníbal Chalá, defensa natural

Los Diablos Rojos del Toluca tienen nuevos bríos de cara al Torneo Apertura 2019 del fútbol mexicano, por lo que iniciaron su pretemporada en Acapulco, Guerrero y este lunes realizan trabajo a doble sesión.

La preparación a nivel del mar permite cumplir con una carga intensa de trabajo en un clima cálido; ya suman tres días de actividad en el puerto.

Este lunes, los escarlatas se pusieron en acción con la sesión matutina, teniendo como escenario la cancha adjunta al hotel de concentración, donde realizaron trabajo físico y fútbol en espacios reducidos, considerando puntos importantes como potencia, resistencia y conducción de balón.

Por la tarde se trabajará en la cancha de futbol Diamante, pues los escarlatas se hospedan en Hotel Princess Club.

Este lunes, el arquero Luis García, reconoció que tiene un reto importante en los próximos meses, por un lado, tratar de hacer su mejor trabajo para estar al nivel del veterano arquero Alfredo Talavera y, por otro, ver al equipo en los primeros planos del balompié nacional.


“Yo siempre estoy trabajando duro para estar ahí, me toque o no me toque siempre voy a dar lo mejor de mí para el equipo. Creo que la oportunidad va a llegar, pero debo tener paciencia, yo estoy trabajando con una competencia sana para llegar de la mejor manera”, expresó el arquero desde Acapulco, Guerrero.

El Toluca en Acapulco

Por Roberto Ramos