Inhumación irregular de cadáveres es retomada por Comisión de Derechos Humanos.


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó investigar a 42 funcionarios públicos del gobierno del estado de Morelos por las “responsabilidades administrativas y/o los delitos en que pudiese haber incurrido el personal que ordenó, y participó en la inhumación irregular de los cadáveres del 28 de marzo de 2014, y del personal ministerial que actuó de forma irregular en las carpetas de investigación de las 119 víctimas inhumadas en la comunidad de Tetelcingo”.

“Fueron inhumados irregularmente en dos fosas también irregulares, sin apego a los protocolos establecidos y sin que en la mayoría de los casos se realizaran acciones para conocer las causas de muerte e identificación de los cadáveres”, indicó el segundo visitador del organismo defensor de los derechos humanos en un comunicado.

Del 24 de mayo al 3 de junio de este año, la Fiscalía General de Morelos, estado gobernado por Graco Ramírez, realizó la exhumación de los 119 cuerpos hallados en la fosa. Al mismo tiempo, Visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) vigilaron la extracción de cuerpos de las fosas.

Guadarrama López señaló este jueves que se les negó a los familiares de cuatro víctimas el derecho de recibir los restos de sus seres queridos, pese a que identificaron los cuerpos y solicitaron su entrega. Además, los cuerpos fueron inhumados sin consentimiento de los deudos.

En la conferencia donde se dio a conocer dicha recomendación, el segundo visitador general de la CNDH, Enrique Guadarrama, dijo que junto con los 119 cadáveres encontrados en las fosas, también fueron halladas dos bolsas con 12 fragmentos de cuerpos, donde las autoridades no dieron “ninguna explicación lógica” del por qué fueron inhumados separados de los cuerpos a los que pertenecen.

“Los restos mortales de todas las personas –expresó Guadarrama López— merecen ser tratados con respeto, y las circunstancias y condiciones de su fallecimiento deben ser determinadas por la autoridad, quien tiene la obligación de actuar para esclarecer los hechos cuando se presuma la existencia de un ilícito. Por otra parte, los familiares de una persona tienen derecho de conocer la verdad sobre la muerte de su ser querido, así como darle adecuada sepultura, conforme a sus creencias religiosas”, señaló la CNDH.

La Fiscalía de Morelos ha dicho que los funcionarios y empleados serán investigados por “incumplimiento de funciones públicas, ejercicio indebido de servicio público, violación a las leyes sobre inhumación y exhumación de cadáveres” debido a estos hechos.

 [hr style=”striped”]

Con información de: La Jornada / Expansión CNN.