Por: Ann James

El mundo musical es muy grande y no queda descartado que alguna canción pueda parecerse a otra, como la de “Shake It Off” de la cantante Taylor Swift, a quien acusaron el año pasado de plagio a la canción “Playas Gon Play” de 3LW, del 2010.

Luego de una minuciosa revisión en ambas canciones, el juez encargado del caso, canceló el proceso que acusaba a Taylor de plagio y decidió no considerar la acusación de los compositores, ya que “el plagio” era en las frases “Play, van a jugar y haters, van a ir”, por lo que considero que no podía entrar en derechos de autor, ya que, en el 2001, la cultura pop, utilizaba con frecuencia los conceptos “players, hater”, entre otras.

A pesar de ya haber decidido permitió que los compositores que iniciaron con la acusación, que modifique la queja del proceso y poder seguir llevándolo.