Defensores de animales celebran la nueva ley.


El Parlamento de Taiwán prohibió este miércoles el consumo de carne de perro y de gato, cediendo a la presión de los defensores de los animales.

Los diputados aprobaron una ley que prohíbe el consumo, la compra y la posesión de carne de perro o de gato, so pena de una multa equivalente a más de 8 mil dólares.

La nueva ley aumenta a dos años de cárcel y una multa de hasta 65 mil dólares la pena máxima para cualquier persona que mate o maltrate a estos animales, y al doble para los reincidentes.

El consumo de carne de perro y de gato estaba extendido desde hacía décadas en Taiwán, al igual que en otros países de Asia, pero en los últimos años se ha reducido mucho.

Una serie de casos que ilustraron la crueldad y el maltrato de perros y gatos permitieron sensibilizar a la población sobre la necesidad de una legislación más protectora de los animales.

El año pasado, el ejército tuvo que presentar disculpas tras la difusión de un video en el que tres soldados torturaban y estrangulaban a un perro vagabundo con una cadena de hierro. Este caso provocó manifestaciones en el país.

Con información de: AFP

[hr style=”striped”]