En México mueren 13 de cada 100 mil hombres por dicha enfermedad.

Enfermedades cardiovasculares, infartos al miocardio, diabetes melitus, insuficiencia renal, hipertensión arterial y cáncer (de próstata, de pulmón, de riñón, de testículo, de colon y recto) son los padecimientos que más aquejan a los hombres en la actualidad, y aunque todas son curables si se detectan a tiempo, médicos señalan que el sexo masculino muestra desinterés y omisión cuando de cuidar su salud se trata.

“El hombre siente que no necesita la atención médica, que prefiere irse a trabajar o generar recursos financieros para la familia y no cuidarse, la importancia de las enfermedades crónicas como el cáncer es el diagnóstico oportuno. Poco ya puedes hacer cuando diagnosticas cáncer”, afirmó Víctor Torres, presidente de la Academia Mexiquense de Medicina.

Durante la inauguración de la clínica de especialidades médicas ¿Y los hombres qué?, misma que tiene como fin la prevención, detección y diagnóstico oportuno del cáncer de próstata en adultos, cáncer de testículo en jóvenes y criptorquidia en niños, el especialista explicó que, en la mayoría de los casos, los varones acuden al médico cuando ya es muy tarde.

Tabúes sexuales

Víctor Torres señaló que a pesar de que vivimos en una sociedad moderna, aún existen tabúes y complejos ante el examen de próstata, mismo que se realiza vía rectal.

“Hay pena, hay vergüenza, hay un tabú sexual con el propio examen de próstata, seguimos pensando que solo es el examen rectal, si es la prueba estándar, pero también hay una prueba de antígeno prostático que permite ver si tienes riesgo; hay un estigma de que los hombres somos bien machos y no nos enfermamos”.

Comentó que cualquier hombre puede detectar los factores de riesgo: si fuma, no tiene actividad física o tiene antecedentes familiares de cáncer es necesario aplicar el examen rectal. Según la Encuesta Nacional de Salud, solo uno de cada 100 hombres encuestados se había hecho el examen.

Aunado a lo anterior el especialista alertó sobre la detención temprana de la criptorquidia, es decir, cuando los testículos lejos de descender se quedan en el área abdominal. Dijo que es hasta los nueve años de edad cuando los padres detectan esta anomalía en los pequeños, cuando la misma se puede detectar desde que los niños son recién nacidos.

“Ahí tenemos otra vez el problema cultural: niño no te toques ahí, hay que taparle ahí porque es un lugar prohibido, que nadie hable de eso, y el gran problema es que nunca se tocan y puede causar cáncer, además de que es una causa de esterilidad”.

La clínica de especialidades médicas ¿Y los hombres qué? ofrecerá consultas con un costo de 300 pesos, y además de médicos generales contará con especialistas como urólogos, patólogos, y pediatras.

Por: Karina Villanueva