Sonograma


De la  profesionalización del medio

01 de diciembre de 2017

José Antonio Martínez Ramírez “El H”

 

 

Seguramente muchos nos hemos preguntado ¿cómo es que una decena un circuito, en este caso festivales, logra crecer y consolidarse? Y poco a poco uno se va dando cuenta que la respuesta se encuentra en la profesionalización.

Hasta hace apenas algunos años, pensar en profesionalización ni siquiera pasaba por la cabeza de quienes organizan festivales en incluso de las agrupaciones que en ellos se presentan, sin embargo; con el paso del tiempo y el crecimiento natural de los eventos, es decir; de los festivales, con el incremento en las necesidades de producción,  con el incremento en las exigencias por parte de las agrupaciones y del mismo público, se hizo necesario empezar a pensar en cómo optimizar los procesos para la producción organización y ejecución de un festival.

Así, surgieron las carreras en las que se prepara en distintas universidades, agente capaz de llevar a cabo estos procesos de una manera metódica y basado en una serie de conocimientos cuasi científicos.

Universidades como la Anáhuac, la EBC, O bien escuelas especializadas como Fermata, ofrecieron los saberes y prepararon a una generación de productores, gestores y organizadores de eventos.

Lo triste es que se requería tener ciertos recursos para poder estudiar una carrera así. Y, sin embargo, podríamos hablar de ejemplos como el del caso colombiano.

En Colombia en Instituto distrital de artes mejor conocido como Idartes, ofrece seminarios y algunos espacios académicos donde siente que si viene cierto está relacionada con el medio no necesariamente tiene que pagar grandes cantidades para formarse como músico o bien como organizador gestor y ejecutor de eventos, puede convivir y acceder a conocimientos o saberes académicos que le permitan, por un lado tener contactos suficientes para crearse una red y por otro lado ofrecerse como un profesional en el rubro de los eventos.

Aquí cabe mencionar que Colombia tiene una cantidad impresionante de festivales todos ellos bastante grandes.

Me parece que poco a poco el caso mexicano está emparejándose con su par justamente en Centroamérica, sin embargo hace falta mucho.

Para empezar, que las universidades públicas contemplen estas carreras como un campo fértil un campo en el que tienen que atacar. Y, por otro lado que las instituciones públicas enfoquen recursos justamente para la profesionalización y preparación de gente capaz de ejecutar sus propios festivales es decir, en los de las instituciones.

Y más importante aún que las agrupaciones entendamos que un festival es hecho para la gente y no para los propios grupos, que reduzcan sus exigencias, y que en todo caso se pongan de lado de la gente no necesariamente del organizador.

En este punto mucha gente puede pensar que esto parece utópico, sin embargo no lo es; Los eventos indudablemente nunca van a dejar de llevarse acabo y las necesidades de profesionalización de los mismos siempre van existir lo único que falta es un poco de voluntad de todas las partes incluido en este caso el público.

La tarea es grande, es cierto, sin embargo no es imposible; sólo falta, como ya decía: un poco de voluntad.

log in

reset password

Back to
log in
Síguenos