Contáctenos

Opinión

Sonograma

Publicada

en

Del metal y los festivales en México

24 de noviembre de 2017

José Antonio Martínez Ramírez “El H”

 

 

La historia del Metal (género musical) en nuestro país, no es tan añeja y si bien se puede pensar que nace con los sonidos estridentes de algunas bandas de finales de los sesenta y buena parte de los setenta, como Enigma!, El Ritual o La Cruz; no es sino hasta los primeros años de la década del 80, que se consolida como corriente musical y en la que se notan grupos que hacen claramente eso, Metal.

Hay distintas versiones en cuanto a la banda “padre” o “madre” de la vertiente, pero casi todas recurren en definir a Luzbel o Crystal y Acero como tales, aunque hoy día, los últimos viven en el nicho de la “ópera rock” y de los primeros quedan recuerdos y algunos adeptos que siguen asistiendo a los conciertos, aún a pesar de su transformación en Luzbel, y que pareciera la continuación del proyecto solista de Arturo Huizar.

Posterior a 1983 y de manera vertiginosa, aparecieron una buena cantidad de agrupaciones desde los “glameros”, hasta los más oscuros y que por fin contaban con espacio para desarrollar una propuesta con la que comulgaban ya años atrás; surgieron los nombres como The Mask, Farnux, Fongus, Khafra, Argus, Raxas, Cuero y Metal, Next, Makina o Transmetal (aunque esta lista no contiene la totalidad de nombres de quienes militaron, o militan actualmente en las filas de la música “pesada”) y que propiciaron el crecimiento de la escena.

Así, desde los terrenos baldíos de San Buenaventura o Santa Ana Tlapaltitlán, en Toluca; espacios clandestinos en Neza, Iztapalapa y muchos lugares más del Estado de México y el país, hasta bares y foros especializados en y para conciertos, el género se volvía cada vez más notorio, tanto que hoy día podemos hablar de un número amplio de creadores y escuchas.

De igual forma, aparecieron los festivales dedicados a la “música demoniaca” (más allá de la parafernalia y la letra de algunas agrupaciones, sigo sin entender porque se relaciona al metal con lo maligno) y que han ido también en crecimiento, hay de todos los tamaños y para todos los gustos, están los que se hacen en los venues locales o bien los masivos (que cada vez son más) y que empiezan a llamar y acaparar la atención de mucha gente; Metal Maya, Mexico Metal Fest, Knotfest y el que recientemente habría de anunciar cartel: Hell and Heaven, solo por mencionar algunos.

La historia de la mayor parte de esos festivales grandes es la misma, una marca o una banda detrás del evento; aunque el caso de Hell and Heaven es distinto, un festival que se ideó y ejecutó por un grupo de inversionistas apasionados de la corriente musical (algunos sí integrantes de bandas) pero que sucumbieron ante diversas situaciones y que parecía no se levantarían de eso.

Sin embargo; no fue así, de nuevo se anunciaba H&H y en especial este año, presenta un cartel digno de festivales “gringos” o europeos. Pareciera una reunión de generaciones de metaleros, desde los clásicos como Deep Purple, pasando por Ozzy, Judas Priest, Saxon o Scorpions, sin olvidar a consolidados no tan añejos, como en el caso de Megadeth, hasta cosas nuevas, bandas emergentes y alguno que otro colado (entre ellos la leyenda L7, que si bien suenan “pesado” no son necesariamente metal, pero como ya lo comenté en alguna otra colaboración, de eso se trata la inclusión); el cartel ha ganado elogios y algunas críticas —de los más puristas o los haters—, pero lejos de eso, es cierto que se trata de un evento que acabará siendo histórico y que habrá de marcar pauta en la forma en que se programarán los próximos eventos de este tipo.

Me parece que aunque a uno no le guste el género, valdría la pena darse una vuelta, aunque sea con el afán de poder contar a los nietos “yo vi a Ozzy, Halford, Gillan, Meine, Mustaine, Manson y otros más en un mismo evento”, no sé a ustedes, pero a mí, sí me emociona que este tipo de festivales se lleven a cabo en nuestro México, e insisto: hay que aprovecharlos.

Análisis Qs

A letra suelta: La promesa de la “nueva normalidad”, ¿una sociedad en supervivencia?

Publicada

en

La “nueva normalidad” de una sociedad soberbia, arrogante, marcada por la codicia y la lucha por el poder,  que teme más a la violencia y al hambre que a cualquier virus por existir.

Pepe Abadiano TEl coronavirus, Covid-19, sigue acribillando al mundo, amenazando con su letalidad y ligada a los males que le acompañan por malas políticas, estrategias improvisadas y gobiernos que pelean en la búsqueda de culpables, pero con la búsqueda del regreso a la “nueva normalidad”. ¿Qué nos promete este nueva vida?

Mucho se ha dicho de un cambio social, un cambio que se ha presumido por redes y a gritos por una nueva conciencia, que sí, un simple utopía, de una sociedad que se muestra temerosa más al sobrevivir día día por un trabajo estable, un plato de comida o por sentirse a salvo de la inseguridad que lejos de aminorarse sube, aún en tiempos de contingencia donde la invitación es a permanecer en casa, pero las cifras exponen que tan solo en abril se contabilizaron 3 mil 20 asesinatos en todo el país, desde los 3 mil 78 de marzo, según cifras actualizadas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Con el anterior resultado y con la ferviente fe a un nuevo cambio social, en la que se esperan saqueos por hambre, aumento en robos y por el ingenio que ha sobresalido para ganar el llamado “pan de cada día” en una sociedad que juzga a quien sale de casa a buscar algunos centavos para sobrellevar la cuarentena.

México superaría la pobreza hasta 2035, estima la Cepal; es uno de ...

Viene pues a mi memoria, la obra de Jonathan Swift, Los viajes de Gulliver, El texto expone de forma deliberante los vicios de la especie humana, sus pretensiones de poder, su soberbia y crueldad encaminada llevada por los siglos de los siglos, en donde la diferencia de opinión y perspectiva sigue costando la vida de millones, por que lucha radica incluso donde pesa más juzgar, que ser juzgado, pues la imposición, la mentira y la desigualdad son la única marca en la que incluso en tiempos de epidemia, el cambio de conciencia sigue siendo la promesa y la ilusión para los llamados privilegiados.

Gulliver en su travesía llega al país de los houyhnhnms, una sociedad de yahoos, un mundo de caballos, donde la raza humana no existía, y la sociedad de los cuadrúpedos se mostraba pacífica e ideal, una raza nobles e inteligentes, que dejaba ver que los seres humanos  son la verdadera plaga para la naturaleza y sus propias sociedades. Acoto una interpretación personal, Gulliver no quería irse de ese mundo, por que se dio cuenta que la raza humana y sus acciones le daban asco.

Houyhnhnms, los caballos de Swift

Y es qué como bien lo canta Shakira, “¿Quién se iba a imaginar que el mismo Dios al regresar iba a encontrarlo todo en un desorden infernal?”, pero aquí nada pasa, esperamos con ansias el fin de la cuarentena, el fin del coronavirus, alardeando los mejores hábitos en tiempos de encierro con nuestra lucha eterna de quién habrá tenido el mejor cambio de conciencia en un mundo en el que hemos aceptado que somos la plaga que acaba con la naturaleza, por que sí, somos tan egoístas que nos despreciamos como raza en lugar de buscar el equilibrio deseado.

¡Qué ansias por la normalidad! si, en un mundo todo, incluso la cuarentena, será un simple  hecho por regresar incluso a los niveles de contaminación que han bajado pero se volverán a elevar y como menciona Aldo Huxley en, Un mundo Feliz, “Lo que une el hombre, la naturaleza es incapaz de separarlo”. Pues mientras este mundo gira, la política vive en caos, la inseguridad crece, el hambre se agudiza, “aquí abajo unos cuantos nos manejan como fichas de ajedrez”.

Pepe Abadiano T.

Seguir Leyendo

Análisis Qs

Desde abajo: La otra cara

Publicada

en

No los están matando en los hospitales, nos estamos matando solos, con nuestra necedad, con nuestra mala alimentación convertida en diabetes e hipertensión, así que entendamos quédate en casa

Hace unas semanas hablamos del México solidario que tiende la mano al que más lo necesita, hoy hablaremos de la otra cara, del México necio, terco, que no sabe seguir instrucciones.

El gobierno federal pidió resguardarnos en casa, en muchos trabajos se les dio la facilidad de trabajar desde casa, otros permitieron rolar turnos, otros más no encontraron la manera y son los que tienen que seguir en las calles porque se dedican a producir artículos de primera necesidad o farmacias.

Pero lo cierto es que cada día nos revelan imágenes de gente que sale a parques, campos o hacen sus fiestas, como pasó en Santa Ana Tlapaltitlán y San Lorenzo Tepaltitlán en Metepec, cuyos habitantes recorrieron las calles con música de banda y carros alegóricos como parte de los festejos a San Isidro Labrador, me pregunto, ¿era muy necesario?, ¿era necesario
exponerse a llevar al virus a nuestros hogares?

Me constó ver que en municipio de Lerma hubo hasta partido de futbol, pero no solo en el Edomex, también en Monterrey y CDMX a partir de que se anunció el plan a la nueva normalidad, hubo un relajamiento tal que volvieron a salir a las calles y seguramente a finales de mayo veremos las consecuencias.

Como nos han dicho, no podemos relajarnos, tenemos que resguardarnos, si no lo haces por ti querido lector, hazlo por tu madre, abuelos e hijos a los que podrías contagiar, es un virus sin nada que lo detenga por el momento, no, no eres súper héroe, eres mortal, así que te pido quédate en casa y sigue las medidas sanitarias.

No los están matando en los hospitales, nos estamos matando solos, con nuestra necedad, con nuestra mala alimentación convertida en diabetes e hipertensión, así que entendamos quédate en casa, es desesperante sí, pero es mejor que ver a tus seres queridos morir.

Hay necesidades que son necesarias y se entienden, pero otras simplemente pueden esperar.

Tania Albino

Seguir Leyendo

Destacada

Revolución Digital: El futuro es hoy

Publicada

en

Hoy más que nunca debemos de comenzar a tomarnos con mucha seriedad la digitalización de procesos comunicacionales en actividades escolares, deportivas, interpersonales, espirituales, entre otras

No es novedad el hecho de que el mundo entero se está enfrentando no solo a una catástrofe de carácter sanitario, si no también a una creciente crisis financiera que afecta en algún sentido a todos, a unos menos que a otros definitivamente, pero al final nadie ha pasado desapercibido ante la realidad de la ya clasificada como mayor crisis para la humanidad desde la 2a guerra mundial.

Estoy seguro que dentro de los menos afectados se encuentran todas aquellas empresas y proyectos que con anterioridad se habían asegurado de contar con una certera estrategia de presencia digital que les ha permitido continuar con sus labores pese a las limitaciones que la pandemia ocasionada por el coronavirus ha traído consigo.

Y es que durante los últimos años, en México, pese a que se ha popularizado en gran medida una dinámica que conlleva una gran presencia de dispositivos electrónicos, redes sociales, aplicaciones y eventos digitales en nuestras vidas cotidianas, hay quienes siguen viendo esto cómo una cuestión secundaria que solo podría hacer llegar un mensaje a audiencias de menos de 30 años y
únicamente con una finalidad de entretenimiento.

No pueden estar más errados, la realidad es otra, y hoy más que nunca debemos de comenzar a tomarnos con mucha seriedad la digitalización de procesos comunicacionales en actividades escolares, deportivas, interpersonales, espirituales, entre otras; y dentro de las más importantes, nuestras respectivas actividades laborales.

Este es el mejor momento para dejar atrás la idea de que solo grandes empresas con robustos presupuestos son quienes tienen la capacidad de contar con presencia y soluciones digitales (sitio web, redes sociales, identidad de marca, blogging, video blogging, CRM; etc), ya que hoy en día, son muchas las herramientas gratuitas y de bajo costo, que nos permiten organizar y llevar la
información más importante referente a nuestros servicios/productos, a las audiencias correctas, sin ser necesarios elementos característicos de empresas más consolidadas, como un punto de venta físico, un gran equipo de trabajo; etc., y aun así dar la impresión de que se trata de una empresa capaz de cubrir hasta las necesidades del más exigente del rubro.

Por supuesto que esto no garantiza el éxito rotundo de una empresa o proyecto, es la dedicación, constancia y profesionalización del equipo para adaptarse a esta nueva era lo que lo hará. A partir de hoy y espero que por un largo periodo, semana a semana te traeré información relevante y tips sobre cómo puedes llevar tu negocio/proyecto a un escenario digital e integrar las
tendencias actuales al buen funcionamiento del mismo. Si tienes preguntas específicas no dudes en escribirme vía Instagram o correo electrónico.

La revolución digital ya está aquí, y todos somos parte de ella, prepárate para salir victorioso.

Hassam Manrrá
Estratega en Marketing Digital para @Digitaliebers Agencia Creativa.
IG. @hassammanrra
EM. [email protected]

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México