Se cree que la condición invalidante de este síndrome y sus consecuencias hacen que los pacientes se estresen y el SFC empeore.

El Síndrome de Fatiga Crónica (o encefalomielitis miálgica) es un padecimiento físico y mental que muchas veces es confundido con otras afectaciones como depresión, ansiedad o angustia, pues sus síntomas son: fatiga, pérdida de memoria o concentración, dolor de garganta, de cabeza o articular y muscular sin causa aparente, sueño no reparador, agotamiento extremo que dura más de 24 horas después de realizar ejercicio físico o mental e inflación de los ganglios linfáticos.

Asimismo, la confusión constante entre padecimientos ha retrasado en gran medida investigación certera de causas y soluciones, pero entre los motivos existe la posibilidad de que algunas personas nazcan con una predisposición al trastorno que después se desencadena por una combinación de factores.

Otros de los análisis estadísticos relacionados con el padecimiento, indican que las mujeres son más propensas pues por cada hombre que tiene fatiga crónica dos mujeres también, sin embargo, cuando éste es bien detectado, su tratamiento es relativamente sencillo aunque no 100% eficaz.

Finalmente, cabe mencionar que, aunque el SFC es en extremo incapacitante para quienes lo padecen, este no esta catalogado como padecimiento en las leyes laborales a pesar de que la Organización Mundial de la Salud sí reconoce el padecimiento.

Redacción Qs noticias
Fuentes: El Universal, AM, Mayo Clinica