Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló el proyecto, justificando que los servidores públicos usan sus cuentas oficiales para promoverse y deberán recibir cualquier crítica o comentario al respecto

De hoy en adelante, legalmente, los servidores públicos que tienen cuentas en redes sociales donde difunden sus actividades oficiales no podrán bloquear a ciudadanos que emitan comentarios “incómodos” o críticas al respecto.

Durante la sesión de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se avaló el proyecto de Eduardo Medina Mora en el que estableció que cuando un servidor público con cuentas en redes sociales bloquea a otros usuarios alegando el “derecho a la intimidad” atenta con los derechos de libertad de expresión y acceso a la información de los ciudadanos.

Todo surgió por el amparo que solicitó Miguel Ángel León Carmona, periodista veracruzano que fue bloqueado en Twitter por el fiscal General de Veracruz, Jorge Winckler para que no pueda acceder a la información que ahí publica.

Así es que, sólo en caso de que haya comentarios ofensivos o de amenazas que atenten contra su integridad podrán bloquear a algún usuario, pero sí es debido a los comentarios emitidos en relación a las actividades laborales, el servidor público no podrá hacerlo, de lo contrario incurrirá en una falta.

Información del El Universal.

Por José Leal