Jorge Millán, presidente de Copaciem, llamó al gobierno estatal a no dejarse llevar por las amenazas de los transportistas y a ponderar los intereses de los 11 millones de mexiquenses que utilizan el transporte público.

El incremento al transporte público de 10 a 14 pesos, propuesto por líderes transportistas de la entidad es un abuso, afirmó Jorge Luis Millán Montes de Oca, presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Empresarial del Estado de México (Copaciem), pues dijo ni la inflación ni el aumento al salario mínimo tienen proporción con el incremento que pretenden aplicar.

Consideró que ni siquiera el aumento en los precios del combustible justifica los cuatro pesos más, mismos que señaló, tendrán un impacto en el bolsillo de la población, toda vez que cerca de 11 millones de mexiquenses se trasladan diariamente en transporte público, especialmente los trabajadores.

Señaló que es inviable que se dé dicho incremento, y en el caso de que los operadores, por instrucciones de los transportistas, comiencen a cobrar 14 pesos en lugar de 10 sin autorización, las autoridades deben sancionar a quienes infrinjan la ley. Comentó que no se descarta que ante las exigencias de los transportistas, el Gobierno estatal podría autorizar un aumento si no de cuatro, si de uno o dos pesos.

Finalmente manifestó que acciones como hacer marchas para manifestarse contra el aumento, o dejar de utilizar el servicio de transporte público, no son las idóneas pues muchas veces solo se quedan en lo mediático.

Por: Karina Villanueva