El equipo era una de las unidades reemplazadas.


 

Los problemas de Samsung con el Galaxy Note 7 no parecen tener fin, incluso después de la masiva campaña de recogida y reemplazo que la empresa coreana ha tenido que realizar en las últimas semanas.

A los casos de sobrecalentamiento que tienen algunas de las nuevas unidades, supuestamente revisadas por la empresa, se suma hoy la combustión de un smartphone, el cual ocasionó que se evacuara un vuelo de la aerolínea estadounidense Southwest que cubría la ruta entre las ciudades de Louisville y Baltimore.

El teléfono era una de las unidades reemplazadas por Samsung en los últimos días, que se distinguen por tener en la caja una etiqueta negra identificativa y un icono de batería de un color diferente.

El dueño del móvil ha asegurado que recibió esta unidad supuestamente libre de defectos el 21 de septiembre de manos de la operadora AT&T.

Por: Redacción.