En plena fiesta del gran salón de Winterfell, en el ficticio reino de Westeros, aparece lo que se parece a un vaso de Starbucks sin mucho café.

En el cuarto capítulo de “Game of Thrones”, espectadores de la afamada serie se pudieron percatar de que en una escena al principio del episodio apareció no sólo una taza de café, sino lo que parece ser un vaso de Starbucks, bueno específicamente es en el minuto 15:20.

Así es, en aquella escena de fiesta en el gran salón de Winterfell en el ficticio reino de Westeros, aparece un vaso de Starbucks sin mucho café.

Muchos espectadores de ojos agudos notaron el fallo durante el episodio y comenzaron a hacer viral el descuido por parte de la producción.

Sin embargo, también existe la teoría de que la marca invirtió en publicidad dentro del episodio, en datos, se dice que cada episodio cuesta más o menos $ 15 millones, el hecho de que un gran moca de Starbucks o lo que sea no paso desapercibido por tantos ojos y tantos niveles de expertos, además de los editores de la serie, sin embargo, resultó muy divertido para el público.

Al parecer Arya Stark tenía muchas ganas de café, más que vino o cerveza dentro de la fiesta.

Por: QS Redacción.
Con información de: CNN.