¡Increíble! Resultó igual de contaminante que la gasolina.


Oslo se convierte hoy en la primera ciudad en prohibir la circulación de vehículos diésel, para contener un pico de contaminación del aire.

Aunque esta prohibición no aplicará en las vías nacionales que atraviesan la capital noruega, cualquier persona que circule con vehículo diésel entre las calles de la ciudad será sancionada con 166 euros. Esta medida se mantendrá hasta que las condiciones ambientales se recuperen.

Es la primera vez que Oslo pone en marcha esta prohibición, decidida en febrero de 2016 por la mayoría municipal, que reagrupa a laboristas y ecologistas.

Hasta hace algunos, años a nivel internacional, las autoridades habían incentivado la compra de vehículos de diésel al considerarlos más “amigables” con el medio ambiente que los que funcionaban con gasolina.

Los motores diésel consumen menos combustible pero causan 4 veces más contaminación atmosférica. No expulsan dióxido de carbono (CO2), pero si liberan otro gas contaminante que de igual manera contribuye al calentamiento global: el dióxido de nitrógeno (NO2)

En nuestro país, tras celebrarse la COP 40, la Ciudad de México pactó junto a París y Madrid la prohibición de la circulación de vehículos a diésel para 2025, en una lucha contra el consumo de combustibles fósiles y sus desechos, que generan miles de muertes al año. No obstante, esta medida de poco o nada servirá si no se impulsa el uso de energías limpias.

Por: Minerva García.

[hr style=”striped”]