Hay probabilidades de que apenas vaya a morir Betelgeuse, por lo que el suceso podría suceder tanto ahora como dentro de 100,000 años.

Desde hace unas semanas una de las diez estrellas más brillantes de la galaxia, la estrella gigante Batelgeuse, redujó su luminosidad un 70%; este hecho alertó a los astrónomos del mundo pues podría significar la aparición de una supernova, es decir, una gran explosión en la galaxia.

Esta súper estrella roja se encuentra situada en la constelación de Orión y es casi mil veces más grande que el sol, por lo que centenares de astrónomos se encuentran vigilando.

”¡Es la agitación! Instalamos un grupo de investigación en el mundo para utilizar todos los instrumentos con capacidad para captar imágenes de la superficie de Betelgeuse”, comentó Eric Lagadec, del laboratorio Lagrange del observatorio de la Costa Azul.

Y aunque hay otras teorías las cuales dicen que podría tratarse de una eyección de gas que produce polvo y esconde la luminosidad, aún no se pierde la esperanza de esta explosión, pues el espectáculo visual sería inolvidable para la humanidad. Así mismo, sería fácilmente visible desde la tierra ya que brillaría como la luna, “un eco de luz propagándose alrededor, como olas en el agua”, expresó Pierre Kervalla.

Finalmente, cabe destacar que no habría riesgos para el planeta, pues la distancia entre la tierra y la estrella es de 600 años luz, lo que implicaría que si lo vemos, ésta habría explotado hace 600 años, además también hay probabilidades de que apenas Betelgeuse vaya a morir por lo que el suceso podría suceder tanto ahora como dentro de 100,000 años.

Redacción Qs noticias
Fuentes: Milenio, Indigo