El presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseguro que ya se acabó la corrupción en México.

Está mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que en su administración se “acabaron los moches” a quienes traten de cobrar algún porcentaje en cualquier procedimiento administrativo u obra.

En su conferencia de prensa matutina reiteró que tampoco se va a entregar dinero a organizaciones y “no habrá partidas de moche que repartan diputados” ya que en su gobierno no se acepta el influyentismo y no hay proveedores predilectos.

Enfatizo que si hay por ahí alguien pidiendo moches o extorsionando, este será castigado y enviado a la cárcel.

Sumó además que no esta por encima de todo recordar que la corrupción es delito grave y no tiene derecho a fianza.

Por: Sarai Palma.

Con información de: El financiero, Reforma y  Contra Línea.