El film muestra la realidad de muchos trabajadores rurales

Durante el Festival de Cine de Morelia y en el Festival de Venecia se presento la película mexicana Sanctorum, ésta retrata la vida y realidad de muchos trabajadores rurales que, por las condiciones en las que viven, se ven obligados a trabajar para narcotraficantes en plantíos ilegales marihuana.

La película narra cómo en un pueblo azotado por la violencia del narcotráfico un niño pierde a su madre, su abuela le dice que si pide un milagro su mamá podría volver de la muerte. La cinta fue filmada en las montañas de Oaxaca y está hablada en mixe y en español, para esta tarea ayudó Nereida Vásquez, quien da vida a la madre del niño.

“Nereida estudió comunicación. Es de las pocas mujeres de su pueblo que pudo estudiar, y entendía muy bien lo qué estábamos haciendo. Ella me ayudaba a traducir y a arreglar algunos textos para acoplarlos a su visión, porque hay palabras en español que no existen en mixe y viceversa” comentó el cineasta Joshua Gil sintiéndose agradecido.

Además, contó sobre el cómo lograron grabar parte de la realidad vivida a diario por las comunidades: “Filmamos con gente que estaba armada, que son narcos, tal cual, pero dentro de todo, en condiciones seguras. Hubo un acuerdo con los dueños, con los campesinos, con los sicarios, con todos. Eso fue muy importante para nosotros”.

Finalmente, Gil reiteró sus motivos sobre el filme comentando que “son ellos ahora los que tratan de sobrevivir en el campo mexicano. De eso nace un poco la propuesta de esta película”.

Redacción Qs noticias

Fuentes: MoreliaFilmFest, PlayGround