Ante la crisis energética, proponen aumentar deducibilidad en consumo para subsistir.


Pablo Durán Gallastegui, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) en el Estado de México, aseguró que se están viendo bastante afectados ante tanto incremento de precios en diferentes servicios y productos.

Explicó que esta problemática debe de ser resuelta por parte de las autoridades, por lo que hizo un exhorto para que comiencen a realizar acciones paralelas a las reformas económicas, buscando incentivos fiscales que beneficien a los empresarios de este rubro, siendo una solución que exista mayor deducibilidad en los consumos realizados en los restaurantes.

Aseveró que el compromiso por parte de los diferentes órdenes de gobierno se debe de reflejar, sobre todo porque como comerciantes no han incrementado los precios considerando el bolsillo de los mexicanos.

Considerando un incremento en costos de menos del 10 por ciento tanto en alimentos como en bebidas, arriesgándose a que esta falta de rentabilidad y ganancias tengas como consecuencia el cierre de establecimientos en el transcurso del año, ocasionando poco crecimiento  económico e incluso pérdida de empleos:

“A la industria restaurantera nos afectan distintos rubros, desde el incremento en la canasta básica hasta en el transporte público en donde los más perjudicados son nuestros empleados, por lo que estamos analizando la necesidad de que haya un incremento en sus salarios”, comentó.

Por: Flavia Martínez.

[hr style=”striped”]