Esta novela gráfica impuso su canon en el diseño y la ilustración del México del siglo XX


a4
Toluca, Edomex., sept 1.- Jorge Aviña Ávila, el artista que dibujó durante 20 años el western mexicano más sensual del siglo XX, ofreció una amena charla en el marco de las actividades de la Segunda Feria Internacional del Libro Estado de México, FILEM 2016, en la que relató parte de su anecdotario en torno a la creación en aquellos años de la popular historieta.

“A Aviña le tocó vivir el último periodo de la época dorada de las historietas mexicanas. Cuando éstas se vendían por millones. -Ah, quién fuera vaquero-, decía Carlos Monsiváis. El joven, el ama de casa, el obrero. Todos leían El Libro Vaquero, que en sus mejores tiempos circulaba más de un millón de ejemplares por semana.”

a1

Jorge Aviña es artista gráfico desde 1965. Ha colaborado en diferentes medios impresos y televisión, nacionales e internacionales, realizando ilustración, retrato, cómic, diseño de personajes, caricatura, pintura y storyboard. Ha colaborado para televisión diseñando personajes y escenarios, así como imagen en diversos programas. En cine, realizó el storyboard de la película “Nezahualcóyotl” de dibujos animados y el de la película “El cuarto camino” para la Universidad de Sevilla en colaboración con Jorge Satorre.

“Hoy, Aviña cuenta que se dedica a ilustrar Literatura, con L mayúscula, Edgar Allan Poe, Franz Kafka y Mary Shelley. Hasta hace 20 años, dice, era inimaginable que los sellos apostaran por ilustrar a los grandes clásicos de la literatura. La transformación del negocio editorial, lejos de afectarlo, lo ha beneficiado, comenta Aviña, quien actualmente trabaja para Colofón y sellos europeos como Les Guides Goursau y Roma Publications.”

a3

Manifestó que actualmente la gráfica, a través de la novela y el cómic, vive un nuevo auge, gracias al interés de las nuevas generaciones en estas actividades, que ahora se nutren de las aportaciones del diseño digital, que no tiene por qué estar peleado con la ilustración “a mano” como se hacía en sus buenos tiempos.

a2

 Por: Redacción.

Con información de: El Financiero.