La actual forma de colocar los puestos de alcoholímetros han generado incidentes como la muerte del policía Nicolás Bautista

 

Con el objetivo de evitar más muertes como la del policía Nicolás Bautista Arellano, que fue atropellado por un conductor ebrio en la alcaldía de Xochimilco, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) estudia cómo rediseñar los puestos de revisión.

Por el momento se está analizando la reingeniería de estos puestos para evitar que los automovilistas puedan fácilmente acelerar, causar daño a los uniformados y escapar, como ocurrió hace unos días.

Jesús Orta, titular de la SSC, explicó que se podrían utilizar más vallas o topes portátiles, incluso, cambiar el tipo de confinamiento que actualmente se utiliza.

 Las autoridades y policías están indignados por la muerte de su compañero, sin embargo, hasta el momento no cuentan con suficientes pistas para encontrar al responsable.

Información Excelsior.

Redacción QS