Podrían cortar suministro de medicamentos.


La Secretaría de Salud del Estado de México tiene pendiente el pago de más de mil millones de pesos a la industria farmacéutica nacional, de acuerdo con una carta difundida por la empresa Ralca S.A. de C.V. en la que solicita al gobernador Eruviel Ávila su intervención para el resarcimiento de la deuda.

“Como ciudadanos sabemos de la importancia de contar con los medicamentos necesarios en los hospitales, por lo que no hemos demandado la terminación del contrato por incumplimiento, pero solicitamos públicamente que se dé una solución urgente a este problemática”, dice textual la carta abierta.

 “…de acuerdo a las cifras que conocemos en nuestro gremio el adeudo de esta institución ronda los $1,000 millones de pesos”, dice la carta firmada por Miguel Ángel Tamayo Aguirre.

Esta misiva con copias ha sido enviada tanto al jefe del Ejecutivo estatal como al Secretario General de Gobierno, José Manzur Quiroga; Joaquín Castillo Torres, secretario de Finanzas; César Norma Gómez Monge, Secretario de Salud; Alejandro Hinojosa Velasco, secretario de la Contraloría, y Elizabeth Dávila Chávez, directora general del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), aclara que la compañía Ralca S.A., de C.V., no ha cortado el suministro de medicamentos a los hospitales y clínicas mexiquenses en apoyo a los ciudadanos que dependen de ese servicio.

El actual Secretario de Salud habría mencionado que sus finanzas de la estaban “sanas” y calificó como “puros chismes” versiones que se manejaron en prensa acerca de esta deuda que hoy es ratificada por los farmacéuticos.

Lo expuesto ahora por la farmaceuta Ralca S. A., de C. V., deja de manifiesto que sí existen adeudos muy importantes en esa dependencia, los cuales ponen en riesgo la operación de clínicas y hospitales mexiquenses, en perjuicio de miles de personas que dependen de éstos para su atención médica y el tratamiento de enfermedades crónico degenerativas.

Por: Luz del Alba Belasko.

[hr style=”striped”]