50865860 - dictionary.

Parte 2

Esta es la segunda parte de mi serie sobre el lenguaje inclusivo. Primera parte aquí.

Buenas, buenas Queridx Lector. Como bien lo esperaba, ustedes no se dejaron esperar con los comentarios agresivos y los ataques—me revitalizan como la sangre a los vampiros.

Esta semana nos enfocaremos en las equis, ese tema que hace a tu abuelo sentir ese enojo que no sentía desde 1953 cuando Ismael su amigo le dijo:

“¿Oiga compadre, ya vio usté? Que disque ahora las viejas ya van a poder votar.”

Las equis, como ya lo explique antes, se usan para identificar a gente de géneros no binarios (o por si se les hincha la chingada madre también). Se usa la “x” (que se pronuncia como “e” por que chinga a tu madre) ya que las otras propuestas presentan problemas.

Por ejemplo, la “@“ que antes se usaba, se dice que sigue representando el binario ya que es como una “o” metida en una “a” y que repreSENTA AL ESTUPIDO PATRIARCADO POR QUE LA “A” QUE ES FEMENINA ESTA RODEADA DE LA “O” QUE ES MASCULINA Y LA ESTÁ OPRIMIENDO COMO TODOS USTEDES ASQUEROSOS MACHISTAS, pero también es un problema por que el arroba no es una “letra” en realidad y pues hueva tener que picar un botón extra para poder identificarte. Después eso esta el “*” que sufre de problemas similares a la “@“ en cuanto a   su estatus como símbolo y no letra. Entonces si, aunque usted no lo crea, no a todos en la comunidad LGBTQ+ les gusta el asterisco… pero conozco a bastante opositores que si, aunque digan lo contrario.

Pero bueno, a todo esto muchos pueden decir ¿Por qué se necesitan las equis? ¿Qué no solo se puede usar la “o” para identificarnos a todos ya que el lenguaje no es machista? A lo que les contestare que aunque se les queme el hocico y les duela la panza, y digan tooodoo lo que quieran o argumenten, la gente que no se identifica binariamente existe y crean lo que ustedes crean (ese debate no nos da tiempo de tenerlo) va ser un tema que día a día va a ser más y más presente y es importante tener alguna forma de referirnos a ellxs. Aparte de que nos ahorra la hueva de tener que decir “ellos y ellas”, “amigos y amigas”, “nosotros y nosotras”, y en una de esas, en un chingo de tiempo, en su toma de protesta, uno de los niños Triqui empieza diciendo: “Mexicanes…”.

(Para los que dicen que los pronombres están basados en cromosomas y la fregada los invito a abrir un libro y darse cuenta que “el” y “ella” existían antes de la biología. Por lo tanto los pronombres se usan para describir lo que en una cierta sociedad se considera ascéticamente el femenino y masculino. Jacquemate)

Para las dos personas católicas que siguen leyendo ahi les va su regalillo ¡Hablemos de la Biblia!

*se pone una version electro-cumbia de “Pescador de Almas” y las luces empiezan a parpadear*

Hace muchos ayeres, la gente estaba así todo bien, todo chido, super loco, construyendo torres que llegaban al cielo y la madre. Y en eso—Dios que es perfecto y no se deja llevar por defectos antropomórficos—se enojo de que la famosa torre estaba llegando casi casi al cielo y entonces dijo:

“Por andar muy salsa los voy a hacer que todos hablen un lenguaje diferente”

Y asi…

La verdad no se que tiene que ver la historia de la torre de Babel con el lenguaje inclusivo, pero la mayoría de los artículos de donde me he robado información ponen la historia como introducción y creo que era importante hacer lo mismo yo también.

Pero bueno, hablemos de odio ¿Por que sera que la gente reacciona tan negativamente a el lenguaje inclusivo y a todo el movimiento progresivo?

Esta es mi humilde opinion y puede ofender a muchos, pero por alguna razón nos hemos hecho de hueva y le damos flojera a la gente.

Es en serio, volteen a ver la política social de Estados Unidos ¿quienes son los que hacen chistes, los ofensivos, los trangresivos, los “edgy”? Los de la derecha, y los que se están poniendo de moda y tengo mucho miedo que lo mismo nos va a pasar aquí en México.

Entiendo perfectamente que son temas sensibles y el propósito detrás de toda esta “hyper-sensibilidad” es lograr que gente que históricamente ha sido excluida y discriminada se sienta segura e incluida en el mundo, pero creo que hacer esto de una forma tan extrema no va a lograr nada. La gente odia el cambio, tal vez es lo que más odia en el mundo, y enjaretar un cambio tan grande, tan fuertemente y con tanto peso moral, solo va a lograr que el cambio sea rechazado ¿Y saben que?, no podemos dejar que el cambio sea rechazado, por que es importante. Pero más que nada, tenemos que dejar de buscar maquillar las realidades de nuestra sociedad bajo el velo de lo políticamente correcto ¿De que nos sirve que la gente use “lxs” y “nosotxs” si tenemos el lugar 16 en feminicidios del mundo? Lo que necesitamos buscar es un cambio social real. Un cambio que en serio cambie la vida de la gente. Buscar pronombres neutrales de genero si es util, y si esta bien que existan y se busque incorporarlos, pero hacerlo recordando siempre que lo que se busca es crear un mundo y un país más incluyente. Ofenderse de más por chistes, gritar “machista” a la menor provocación, o censurar a la gente que puede llegar a “ofender” no logra nada, solo crea una división entre todos y como el meme que no encuentro lo describe perfectamente—es como disparar con una pistola de agua a el sol.

Los próximos seis años vamos a tener un presidente que, irrelevantemente de lo que opinen del, es bastante progresivo y probablemente vaya a buscar incorporar sistemas para ayudar con la equidad, pero lograrla no depende de una persona, si no de un grupo de gente. Y esa gente somos nosotros, los que creemos que el amor es el amor venga de quien venga, los que creemos que todos merecemos las mismas oportunidades hayas nacido como hayas nacido y los que creemos que nadie merece ser tratado diferente solo por ser la persona que es. Pero por más que estemos seguros de que estamos en lo correcto, tenemos que entender que hay gente que no opina lo mismo—y esto no se trata de relativismo moral, no—esto se trata de no atacar a esa gente y sus creencias, si no dar a entender las nuestras y convertirlos en creyentes de ellas. Y la mejor forma de hacerlo es escuchando, entendiendo y aprendiéndonos a reír de vez en cuando.

Vean a Brasil y al asqueroso y deplorable ser humano que van a tener que llamar presidente por los próximos cuatro años. No estoy diciendo que un simple cambio de las “as” y las “os” por “x” lo causo, pero creo que una parte sí fue una respuesta de toda la gente que esta un poco hasta la madre de no poder decir nada sin ser atacada.

El movimiento del leguaje inclusivo triunfara, de eso estoy casi seguro. Pero va a ser un proceso largo y lento. Mientras tanto, no se me enojen, ríanse y busquemos que la inclusión vaya más allá del alfabeto.

Nos vemos la próxima semana Queridx Lector,

Hector Maccise