La obra es viable, pero los amparos ocasionarán su retraso, por lo menos un año más de lo considerado

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicó este jueves en la Gaceta Ecológica el Resolutivo de Impacto Ambiental del proyecto “Construcción de un Aeropuerto Mixto Civil/Militar con capacidad internacional en la Base Aérea Militar No. 1 (Santa Lucía, Estado de México), su interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y reubicación de instalaciones militares”, en el que se afirma que la obra es viable, sin embargo, existen 147 amparos que retrasarán su desarrollo.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, promovida por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), fue ingresada a la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la Semarnat el 15 de abril del presente año.

El pasado 17 de julio la DGIRA emitió el Resolutivo de Impacto Ambiental y al día siguiente lo notificó al promovente.

El proyecto se ubica en los municipios de Zumpango y Tecámac, en el Estado de México.

El documento establece que la obra “es viable en materia de riesgo ambiental, ya que las consecuencias potenciales de los eventos evaluados presentan afectaciones mínimas al entorno ambiental, en su mayoría temporales”.

RETRASO INEVITABLE

Debido a los obstáculos legales, las obras “van para largo”, según admitió el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, el pasado 5 de julio, cuando aseguró que el retraso por las querellas judiciales será de “aproximadamente un año”, lo que significa que la obra concluirá en 2022 y no en 2021, como originalmente se esperaba.

“Estos amparos nos han retrasado un poco las cosas, esperábamos (empezar a) construir hace como un mes, pero no fue posible”, explicó en entrevista con medios de comunicación en Palacio Nacional.

Información Excélsior y La Razón.

Redacción QS.