El estudio es 100% efectivo para detectar el cáncer invasivo de cuello uterino y 93% preciso para detectar el pre cáncer en mujeres que tuvieron una prueba positiva de VPH.

Científicos de la Universidad Queen Mary de Londres, en el Reino Unido, se encuentran desarrollando una prueba no invasiva, basada en el análisis de orina al Papanicolau, para detectar el cáncer de útero y el cervicouterino, incluso podría remplazar. Este nuevo método fue presentado durante la Conferencia sobre el cáncer de NCRI de 2019, por la doctora Belinda Nedjai.

Esta nueva prueba, por el momento llamada S5, mide los cambios químicos en las muestras de orina y fluidos vaginales para determinar los niveles de riesgo. Y aunque se ha visto funcional, la doctora, mencionó que “carece de especificidad; en otras palabras, se necesita una segunda prueba para excluir el VPH positivo mujeres que no tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer”.

Para el estudio se recolectaron 620 pruebas vaginales y 530 de orina, de las cuales el 85% fueron certeras para detectar lesiones pre-cancerosas, pero no para la detección del VPH, por lo que se considera que esta prueba necesita un segundo examen para la detección del VPH.

Finalmente, Nedjai comentó que seguirán mejorando la prueba y que “estos hallazgos representan un avance en la detección del cáncer de cuello uterino, especialmente para las mujeres que no asisten a la clínica, como las mujeres mayores o las mujeres que encuentran la prueba de frotis es demasiado dolorosa o no tiene acceso a un programa de detección en su país -señala-. Creemos que es prometedor ”

Redacción Qs noticias

Fuentes: Milenio, Forbes