Estadísticamente cada año, se realizan alrededor de 3.6 millones de viajes turísticos con intenciones de tener sexo con menores de edad y México es uno de los principales destinos.


Recientemente la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, investigó a tres estadounidenses que viajaron a distintos países con la intención de tener sexo con menores de edad, dos de ellos tuvieron como destino la ciudad de Tijuana, en México, mientras que el otro viajó a Filipinas.

Este trabajo reveló que en México la oferta para pederastas tiene intermediarios o agentes que establecen comunicación previa con los interesados, lo mismo que sucede en Acapulco, solo que, a diferencia de este puerto, las victimas de trata son ofrecidos como en una venta de mercado.

“Nuevecita y recién robada”, señala una de las ofertas, que autoridades lograron identificar por medio de un email que sirvió de pista para detener al pederasta, identificado como William Dixon, de 51 años y residente de Studio City.

Este hombre solicitaba niñas de entre 10 y 12 años para tener relaciones sexuales, según se sabe, de acuerdo a los mensajes presentados por el FBI como evidencia.

Un agente especial indicó que la investigación de estos casos es el inicio de un esfuerzo en colaboración con las autoridades mexicanas, pues estadísticamente cada año, en todo el mundo, se realizan alrededor de 3.6 millones de viajes turísticos con intenciones de tener sexo con menores de edad y Tijuana es considerado uno de los principales destinos para ello.

Por: QS Redacción.

Con información de: UNIVISION.