Para evitar abuso en venta de materiales de construcción o canasta básica después del sismo. 


 

 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) arrancó este sábado el operativo de vigilancia derivado del sismo registrado el pasado 19 de septiembre, enfocándose principalmente en los municipios más afectados como Ocuilan, Malinalco, Tenancingo y la zona sur del estado, el cual tiene como objetivo revisar las condiciones del mercado del abasto en estos lugares. 

Evitando abuso sobre todo en los precios de la canasta básica o bien en productos como materiales de construcción, debido a que por las afectaciones serán los de mayor consumo, operativo que será llevado a cabo por medio de las cinco delegaciones que componen el Estado de México. 

Bajo este contexto, la delegada del Valle de Toluca, Karla Liliana Téllez Borunda, explicó que estos operativos vigilarán centros de materiales para construcción, farmacias, tiendas de autoservicio, etc. Lo cual será de manera continúa. 

Detalló que en caso de que alguno de estos negocios realicen alzas injustificadas serán acreedores a sanciones que van desde los 600 pesos hasta los 2.5 millones de pesos, así como la colocación de sellos, evitando que los consumidores sean víctimas de algún abuso. 

Asimismo mencionó que este operativo se dividirá en cinco brigadas, de la cuales dos serán instaladas en Tenancingo, una en Ocuilan, una en Joquicingo y una en Malinalco, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno del estado. 

Finalmente especificó que en estas revisiones se trabajará en coordinación incluso con los municipios, con unión de las tres ordenes de gobierno. 

“Tenemos que revisar el comportamiento en general del comercio, sobre todo para evitar abuso con quienes han salido afectados, necesitamos demostrar solidaridad y sobre todo atender sus necesidades y escuchar sus denuncias si las tienen”, finalizó. 

 

Por: Daniela Zetina.