Las sanciones serán por usar cláusulas abusivas y publicidad engañosa

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inició procedimientos por infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor en contra de las empresas prestadoras del servicio de transporte privado a través de plataformas como Uber, Easy Taxi y Cabify; por la probable transgresión de los derechos de consumidores que contratan sus servicios.

Como resultado de estos procedimientos se han impuesto sanciones de hasta 3 millones 974 mil pesos a Uber; 1 millón 810 pesos para Easy Taxi y 700 mil pesos a Cabify.

Estas multas aún pueden ser impugnadas por las empresas de transporte privado.

Las afectaciones son porque el contrato tiene prestaciones desproporcionadas, inequitativas y abusivas contra los consumidores.

Además de la difusión de publicidad engañosa, en la cual ofrecen un “servicio seguro” pero en sus términos y condiciones dicen que se deslindan de cualquier responsabilidad legal.

En el caso de Cabify, la empresa establece de manera unilateral que las tarifas cobradas no serán reembolsables, además de que en los periodos de mayor demanda se cobrará un costo mayor variable.

Easy Taxi, por otro lado, no se hace responsable de daños y perjuicios que el uso de la información del usuario pueda ocasionar.

Uber señala que para la solución de cualquier controversia que eventualmente se presente entre los usuarios del servicio y la proveedora, las partes se deberán someter al arbitraje o a la mediación, establecidos en la legislación de Amsterdam, Países Bajos y en lengua inglesa.

Por Alonso Moreno