Aun así, la producción de crudo quedó por debajo de la meta planteada por la actual administración federal.

Durante enero de 2020, la compañía Petróleos Mexicanos, empresa que dirige Octavio Romero Oropeza, elevó su producción petrolera, de acuerdo con sus indicadores, produciendo 1.705 millones de barriles diarios, 6% más comparado con el mismo mes de 2019 y 1% más que el mes de diciembre, su nivel más alto desde octubre de 2018.

Incluyendo la producción de sus socios privados, la compañía contabiliza 1.724 millones de barriles de crudo diarios, 6.2% por encima del resultado obtenido en enero de 2019, de los cuales 1.402 millones provienen de la región Marina, 235,000 barriles de la Sur y 87,000 más de la Norte; de estos barriles, 1.066 millones son de aceite pesado, 492,000 barriles de crudo ligero y 165,000 barriles más de superligero.

Además, la empresa también extrajo 25,000 barriles diarios de condensados de gas producidos en campos de petróleo crudo, mejor conocidos como ‘gasolinas naturales’, esta cifra representa un aumento del 31%; y de gas natural, asociado y no asociado, 3,863 millones de pies cúbicos, 4.5% más a enero de 2019.

Por lo que la empresa mexicana estima cerrar 2020 con una producción promedio de 1.8 millones de barriles y llegar a 2.4 millones de barriles diarios al final del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Redacción Qs noticias
Fuentes: Forbes, El Financiero