Ordena la SCJN destitución y aprehensión por incumplimiento de sentencia.

Por: Iván Becerril

 

Cuando la ley se cumple, aunque tarde mucho, se cumple y un proceso que llevó dos administraciones diferentes en Coacalco terminó en una destitución y consignación de los presidentes municipales.

Una deuda causada por alguien más llevó a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación tomara la decisión de destituir y consignar a Erwin Castelán actual alcalde de Coacalco, Estado de México.

Tal parece que todo fue a causa de un incumplimiento de una sentencia de amparo en materia laboral, esta sentencia incluía un pago de 4.1 millones de pesos a un ex empleado.

La SCJN aprovechó la sesión del Pleno para ordenar, también, la consignación del ex alcalde de Coacalco, David Sánchez, por el mismo incumplimiento de la sentencia.

Pero las destituciones no se detuvieron ahí, ya que, al Presidente Municipal de Tlacotepec, Puebla, Pablo Pérez, fue consignado por no pagarle a una señora dueña de un terreno de 400 metros cuadrados que fue invadido de manera ilegal para hacer obra pública.