El BLUE Bucket, es una campaña para identificar a los menores que tiene autismo y con ello apoyarles para que disfruten de la celebración de Halloween como cualquier otro niño.

A través de redes sociales, una joven que responde al nombre de Omairis Taylor está convoca a la ciudadanía a poner atención, a los niños que lleven en las próximas fechas una calabaza azul, ya que podría tratarse de un pequeño con autismo que no tiene la facilidad de pronunciar el famoso “truco o trato”, pero que también busca divertirse en esta celebración del 31 de octubre.

Esta mujer originaria de los Estados Unidos, explica que la idea de que los menores con autismo lleven una calabaza azul la noche de Halloween nació el año pasado cuando salió con su pequeño a recolectar golosinas.

De acuerdo al relato de esta mujer, el año pasado sus vecinos esperaban que el pequeño dijera “truco o trato” con el fin de conseguir un caramelo, pero en cambio, tuvó que explicar su situación durante 5 cuadras.

Por ello, este año anunció que usaran el BLUE Bucket para identificar a los menores que tiene autismo.

Esto con el fin de la gente pueda también identificarlos y entender de mejor manera el contexto al que se enfrentan las personas con esta enfermedad que de alguna manera también quiere disfrutar de esta celebración.

La publicación de la joven se viralizó rápidamente y medios tanto locales como internacionales, retomaron la idea de esta actividad en la que se pide apoyar a los pequeños que lleven una calabaza azul durante Halloween.

Por: QS Redacción.

Con información de: Excélsior.