• La iniciativa pretende prohibir que los solicitantes de asilo que llegaron de manera ilegal a territorio estadounidense obtengan autorización para trabajar.

Miles de migrantes en Estados Unidos podrían verse afectados críticamente si es que se pone en marcha la nueva propuesta de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de aquel país, la cual prohíbe a los solicitantes de asilo que llegaron de manera ilegal a territorio estadounidense obtener autorización para trabajar.

La propuesta fue presentada este miércoles, la cual afectará a miles de migrantes
que buscan asilo en Estados Unidos y dependen de permisos de trabajo para sobrevivir mientras sus casos avanzan en los tribunales de migración, un proceso que puede llevar meses o años.

La regla propuesta permitirá que la dependencia “extienda una mejor protección a aquellos que presentan solicitudes de asilo legítimas”, y también busca prevenir que algunos “criminales extranjeros” obtengan autorización de empleo antes que se adjudiquen los méritos de sus solicitudes de asilo, aseguró USCIS en un comunicado.

La dependencia consideró que esta nueva regla fortalece los estándares que permiten que un extranjero trabaje con base en su solicitud de asilo pendiente. El director interino de USCIS, Ken Cuccinelli, señaló que el sistema de inmigración en Estados Unidos está en crisis.

“(Los inmigrantes ilegales) manipulan nuestro sistema de asilo para (obtener) una oportunidad económica, lo que debilita la integridad de nuestro sistema de inmigración y demora la ayuda para los solicitantes legítimos de asilo que tienen necesidad de protección humanitaria”.

Esta iniciativa, que se pretende establecer como una norma, pretende prevenir que los extranjeros que entraron a Estados Unidos de manera ilegal obtengan una autorización de empleo basada en una solicitud de asilo que está pendiente, con limitadas excepciones. Información Notimex.

Redacción QS.