Contáctenos

Destacada

ONU prevé hambre en Latinoamérica

Publicada

en

Mientras que el hambre en 2019 afectó a 3.4 millones de personas, el número podría ser cuatro veces mayor este año en una de las regiones más vulnerables del mundo.

Al menos 14 millones de personas podrían pasar hambre en América Latina, debido a la creciente pandemia del coronavirus, que recluye a la gente en su casa, destruye puestos de trabajo y lastra a la economía, según advirtió el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

Nuevas previsiones publicadas  incluían un brusco aumento en la inseguridad alimentaria. Mientras que en 2019 afectó a 3.4 millones de personas, el número podría ser cuatro veces mayor este año en una de las regiones más vulnerables del mundo.

“Estamos entrando una fase muy complicada”, dijo Miguel Barreto, director regional del PMA para América Latina y el Caribe. “Es lo que nosotros hemos llamado la pandemia del hambre”.

En toda la región ya se ve la sombra del hambre. Ciudadanos desesperados incumplen las cuarentenas para salir en busca de dinero y alimento, o cuelgan banderas rojas y blancas desde sus casas para pedir ayuda. Muchos de los hambrientos son trabajadores informales que forman una parte considerable de la fuerza de trabajo latinoamericana, mientras que otros han caído ahora en la pobreza tras perder sus empleos en medio de una crisis económica histórica.

“Soy el capitán de la familia”, dijo Dieufete Lebien, de 57 años, obrero de la construcción ahora desempleado en Haití. “Un barco que se hunde”.

Es probable que el número de personas que pasan hambre sea mayor al estimado por la ONU, que sólo contabiliza las cifras de los 11 países donde opera. Por ejemplo, el cálculo no incluye a Venezuela, donde una de cada tres personas pasó hambre el año pasado, según el estudio de la agencia alimentaria en 2019.

La pandemia de COVID-19 está castigando a América Latina. Brasil ya es el segundo país del mundo con más infectados, por detrás de Estados Unidos, y las cifras van subiendo en Perú, Chile, México y otros lugares, aumentando la presión sobre los hospitales y las poblaciones pobres tanto en zonas rurales como urbanas.

El director ejecutivo de la agencia alimentaria de la ONU, David Beasley, advirtió en abril de que 130 millones de personas podrían verse “empujadas al borde de la inanición” en todo el mundo para finales de 2020. Las nuevas previsiones para América Latina indican que la región se vería especialmente afectada.

En Haití, el hambre podría llegar a más del doble de personas que ahora, pasando de 700 mil a 1.6 millones de afectados. También se espera que la desnutrición se dispare entre los cientos de miles de emigrantes venezolanos que viven en países andinos, así como entre los habitantes de países centroamericanos que ya sufrían una grave sequía.

El impacto de ese brusco aumento podría tener implicaciones a largo plazo, desde altos niveles de malnutrición infantil crónica a problemas de seguridad. El PMA pidió a las naciones que amplíen su red de protección social a personas que de forma tradicional no podían optar a recibir ayuda.

Muchos gobiernos y organizaciones internacionales han tomado medidas, proporcionando transferencias de efectivo y entregas de comida, pero enfrentan complicaciones logísticas y económicas.

Activistas locales como Cristian Perea en Cali, Colombia, dicen que los esfuerzos del gobierno sólo alcanzan a una parte de los necesitados. Hace poco salió a repartir cajas con fruta, arroz, verduras y azúcar a familias que no tienen nada, y se encontró con un niño de 9 años que sólo había tomado un vaso de agua en el último día.

“Se veía que estaba pasando necesidad”, dijo Perea.

Se espera que la economía en América Latina y el Caribe se contraiga un 5.3% este año, posiblemente un descenso más brusco que durante la Gran Depresión. Esta crisis llega tras siete años de bajo crecimiento, con una media por debajo del 0.5%.

“Podemos entrar en otra década perdida”, dijo Alicia Bárcena jefa de la rama regional económica de la ONU, refiriéndose a la crisis en la década de 1980. América Latina tardó 25 años en recuperar la renta per capita de 1979.

Las economías latinoamericanas están en una situación complicada porque no pueden pedir dinero prestado tan fácilmente como los estados europeos. Están haciendo dolorosos recortes de presupuesto, despidiendo, cerrando embajadas y reduciendo la jornada de los funcionarios públicos.

“Los gobiernos latinoamericanos difícilmente tienen los recursos para financiar sus niveles actuales de gasto”, dijo Sergio Guzmán, director de Colombia Risk Analysis.

Alimenta la Solidaridad, una organización benéfica que gestiona 214 comedores sociales por toda Venezuela, ha visto crecer la demanda desde que entró en vigor la cuarentena nacional a mediados de marzo. El grupo suele servir 14 mil 500 comidas diarias a niños. Ahora, otros 5 mil 300 niños y niñas están en una lista de espera con la esperanza de conseguir comida, pero los suministros son limitados.

“Me duele mucho esta situación”, dijo Roberto Patiño, director de la organización.

En toda la región, se espera que casi 30 millones de personas más se vean en “situaciones de pobreza” y otros 16 millones en pobreza extrema, según las estimaciones de Naciones Unidas.

Entre los nuevos pobres hay gente como Yadira Montenegro, de 38 años. Tiene tres hijos y vive en Bogotá. Hace poco perdió su empleo como guarda de seguridad, y ahora sólo come una vez al día. Su comida suele consistir en sopa de patata o arroz con un huevo frito encima.

Hace dos meses que no ha podido pagar los 173 dólares de arrendamiento para la vivienda familiar. Todos los miembros de la familia recibieron una transferencia de 13 dólares en efectivo, pero eso no duró mucho, señaló.

En Haití, Lebien dijo que se siente a la deriva al no poder mantener a su familia, especialmente cuando sus dos hijas le dicen que tienen hambre.

“Vamos a morirnos de hambre por esta enfermedad”, dijo.

Información de: Milenio, Excélsior

Redacción QS

Deportes

Pablo Ramírez, el policía que venció a un músculoso, es atleta paralímpico

Publicada

en

• Perdió la pierna en 2012 y actualmente es seleccionado nacional de Remo.

Un policía capitalino venció a un entrenador de gimnasio en un reto de lagartijas, en medio de una manifestación que pedía la reapertura de gimnasios en la Ciudad de México, sin embargo, ahora de sabe que el uniformado es atleta olímpico.

El elemento está adscrito a la Secretaría de Seguridad Ciudadana y superó fácilmente al manifestante, con lo que se ganó el respeto de todo México.

Aunque nadie lo sabía en ese momento, Pablo Ramírez es atleta paralímpico mexicano, quien usa prótesis en la pierna por un accidente automovilístico en 2012 cuando fue atropellado por un auto al momento de qué ayudaba a amigos tras un incidente de autos.

*Me enganché en el reto, ya llevábamos varias flexiones y ya se veía cansado. Yo seguí dándole porque mis compañeros me empezaron a echar porras (animar) y eso me ayudó. El otro vato no aguantó y se quebró. Terminé dando tres más”, dijo el policía.

Actualmente, Pablo forma parte de la Selección mexicana de remo que compite en los Juegos Paralímpicos.

Redacción Roberto Ramos.

Seguir Leyendo

Destacada

Una mujer más en Oaxaca

Publicada

en

• Hallan el cuerpo de una mujer de 30 años de edad al borde de una terracería.

El cuerpo sin vida de una mujer de aproximadamente 30 años de edad fue hallado a un costado del camino de terracería en la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

Le mujer fue identificada como Gema, vestía una blusa de color negro de manga corta, pantalón de mezclilla de color azul y sandalias, pero lamentablemente su cuerpo presentaba varios disparos de arma de fuego, así como el tiro de gracia.

El cuerpo de la mujer fue identificado por sus familiares, quienes identificaron los tatuajes que tenía.la víctima, quien era originaría de Juchitán de Zaragoza.

La Agencia Estatal de Investigaciones del área de Atención a Delitos contra la Mujer por Razón de Género, lleva la investigación de estos hechos.

En su oportunidad, la organización civil Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer), confirmó que de acuerdo con su conteo son 61 los asesinatos violentos en lo que va del año. Información Milenio.

Redacción José Leal.

Seguir Leyendo

Destacada

Cuestión de horas para que Edomex escale a las 6 mil muertes por Covid-19

Publicada

en

•El Estado de México iniciará este lunes en semáforo rojo de la alerta epidemiológica, aunque con apertura económica local

A unas horas de abrir parcialmente su actividad económica, el Estado de México está a nada de las 6 mil muertes por Covid-19, de igual manera cercano a los 38 mil casos positivos.

La pandemia continúa con una desaceleración y baja incidencia, y los casos activos se ubican en 2 mil 218, mexiquenses que en los últimos 14 días presentaron sintomatología.

En la capacidad hospitalaria, la entidad tiene una ocupación en camas generales del 57 por ciento y 53 por ciento en terapia intensiva.

La noche del domingo, la Secretaría de Salud federal (SSa) difundió que en las últimas 24 horas la entidad registró 37 nuevos fallecimientos, para que el acumulado ascenda a 5 mil 932 decesos.

De igual manera, el estado de un día a otro, contabilizó 347 nuevos casos positivos y en consecuencia la lista subió a 37 mil 707.

Concentra 12 mil 970 casos sospechosos portadores del virus, otros 38 mil 278 que han sido descartados y finalmente 19 mil 528 personas que han superado la enfermedad.

El Estado de México inicia la sexta semana de la “nueva normalidad” con semáforo rojo de la alerta epidemiológica de Covid-19.

Desde este 6 de julio, estará permitido el funcionamiento de las papelerías, tiendas de ropa, jugueterías, mueblerías, refaccionarias, tiendas de artículos electrónicos, así como comercios al por menor y por mayor.

Con un aforo del 30 por ciento, podrán abrir peluquerías, tintorerías, talleres, locales de reparación de electrodomésticos y mantenimiento en general; restaurantes y establecimientos de venta de alimentos preparados y bebidas en espacios cerrados; exceptuando bares, cantinas y demás locales análogos.

Los servicios de hospedaje al público en general (adicional al aforo previsto para actividades esenciales); estacionamientos; tiendas departamentales, centros y plazas comerciales, y espacios públicos, parques, zoológicos, áreas naturales, actividades acuáticas y campos deportivos, así
como todas las actividades físicas y recreativas al aire libre.

Gerardo García

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México