• Por las noches, cuando el estacionamiento no es utilizado, los indigentes pueden dormir y bañarse en el inmueble.

En Australia, la organización Beddown, decidió echar a andar uno de sus proyectos con beneficio social particular, pues transformó un estacionamiento en prácticamente un hotel para indigentes, claro, sólo por las noches.

Los tantos riesgos que sufren los indigentes, tanto de salud como de inseguridad, ocasionaron que la organización ideara esta estrategia de apoyo, que fue posible gracias a “Secure Parking’, con quien tuvieron un acuerdo para lanzar la prueba en Brisbane.

En un estacionamiento que de noche no se utiliza acomodan camas con sábanas, almohadas y edredones, además, la fundación también les da ropa nueva y les ofrecen servicios médicos, dentistas y estilistas.

Por si fuera poco, los indigentes pueden utilizar los baños y regaderas que tiene el estacionamiento público. En las próximas semanas se valorará el resultado del nuevo programa implementado en pro de un grupo social marginado.

“Buscamos darles un espacio cómodo para que puedan tener una buena noche. Es nuestra finalidad. Esperamos tener un gran impacto”, admitieron los creadores de Bedddown. Información Excélsior.

Redacción QS.