Se ubica en el volcán Nevado de Toluca

Durante años, guardabosques y ambientalistas que trabajan en el volcán Nevado de Toluca, escuchaban rumores de una colonia de mariposas monarca que hibernaba en las zonas altas de un bosque de Oyamel en algún lugar del área natural.

Leñadores locales solían reportar haber visto a algunas mariposas volando en la zona y equipos de exploradores se internaban en el bosque para buscarlas.

A la larga redujeron los márgenes de su búsqueda a una franja de terrenos ejidales, en la parte noroeste del parque, pero seguían sin encontrar la colonia.

“Era como una leyenda urbana”, dijo Gloria Tavera Alonso, directora regional del Centro y Eje Neovolcánico de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Sin embargo, días antes de la Navidad un reducido número de ejidatarios que efectuaban un patrullaje de rutina en su bosque descubrieron a las monarcas en una ladera muy empinada a la que atraviesa un sendero de tierra distante del icónico cráter del volcán.

Las mariposas estaban camufladas.

José Luis Hernández Vázquez, asesor técnico forestal local, dijo que en un principio a los ejidatarios les preocupaba el anunciar el hallazgo.

En cambio, Hernández dio aviso a la Conanp y a otros organismos de gobierno que vinieron a corroborar la existencia de la colonia a mediados de enero.

A finales del mes pasado, las autoridades mexicanas anunciaron que la población de mariposas monarca que hiberna en el centro de México aumentó 144% en comparación con la del año pasado.

Con ello los investigadores determinaron que las mariposas ocupan 6 hectáreas de pino y oyamel en las montañas de los estados de Michoacán y México, en comparación con apenas 2 hectáreas el invierno anterior.

Y aunque algunas colonias están abiertas al público, las autoridades dieron a conocer que no será así con la recién descubierta en el Nevado de Toluca.

La razón es que las autoridades también quieren proteger el hábitat donde las mariposas han encontrado la combinación ideal de clima, agua dulce y flores para pasar el invierno y aparearse.

Con información del Financiero