La Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Durango informa que tras el incendio ocurrido en su bodega ubicada en la carretera México-Durango, no se registraron trabajadores lesionados, debido a que el siniestro ocurrió al final de la jornada laboral.

Ante la magnitud de la contingencia, se tomaron las medidas necesarias para garantizar el reabastecimiento de los medicamentos e insumos de uso administrativo consumidos por el fuego, con la finalidad de garantizar la operación de todas las unidades médicas y hospitales de la institución en el estado.

El delegado Gustavo Pintos Gutiérrez, quien se presentó de inmediato a la bodega siniestrada para coordinarse con los cuerpos de Protección Civil y Bomberos que atendieron la emergencia, informó que se habilita la extienda del IMSS para iniciar a la brevedad el resurtimiento de los fármacos destruidos.

Cabe destacar que las unidades familiares y hospitales en el estado mantienen una capacidad de abasto de medicamentos de hasta 45 días que garantizan su funcionamiento y el surtimiento de recetas a los derechohabientes, por lo que pidió mantener la calma y acudir en los horarios habituales a sus consultas programadas.

Dio a conocer también que la delegación estará atenta y dará seguimiento a las investigaciones que realicen las autoridades correspondientes para conocer las causas del fuego y proceder a la reclamación de los montos asegurados, tanto por el inmueble como por los bienes perdidos ante la aseguradora.

Por: Qs noticias

Información de: El Siglo de Durango