• El estadounidense planeó un vuelo en un cohete que no salió como lo planeado.

Un hombre originario de Estados Unidos, quien respondía al nombre de Michael Hughes quería demostrar que la Tierra no es redonda, sino que tiene forma de un disco volador, sin embargo, en su intento falleció el pasado sábado, informó la cadena Science Channel.

El hombre de 64 años de edad perdió la vida en California por la explosión del cohete que había fabricado en casa con el fin de elevarse 1.5 kilómetros sobre el nivel del mar para demostrar que la Tierra es plana.

“Hughes murió trágicamente hoy durante el intento de lanzamiento del cohete que él mismo había fabricado”, indicó el canal, propiedad del grupo Discovery Channel.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia y amigos durante este momento difícil”, agregó el canal en su cuenta de Twitter.

Vuelo fallido

Hughes era apodado ‘Mad Mike’ (Mike el Loco), había construido en su jardín, con la ayuda de un amigo, un cohete propulsado por vapor. Había obtenido el patrocinio de varias marcas para fabricar su nave.

El fallecido declaró a la prensa local que tenía la intención de subir por encima de los mil 500 metros sobre el nivel del mar para demostrar que la Tierra no es redonda, sino que “tiene la forma de un disco volador”.

Imágenes del lanzamiento, al que acudieron muchos testigos en un desierto cerca de su casa, en Barstow, 180 km al noreste de Los Ángeles, circulaban en las redes sociales el domingo.

En ellas se ve como un paracaídas se desprende del cohete unos segundos después del despegue, entonces la nave espacial cambia inmediatamente de rumbo para estrellarse unos cientos de metros más lejos. Información AFP.

Redacción QS.