8 millones mueren por este padecimiento al año.


Más de 110 países y 3.500 delegados se reúnen a partir del lunes en París con el fin de movilizar a la sociedad en la lucha contra el cáncer, enfermedad que mata a más de 8 millones de personas por año.

Si no se hace nada para detener la enfermedad, la cantidad de casos podría alcanzar la cifra de 22 millones en 2030, contra 14 millones en 2012, y los muertos ascenderían a 13 millones, según proyecciones de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (CIRC/IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mientras que en ciertos países desarrollados la cifra de nuevos casos comienza a estabilizarse y se curan en promedio 6 cánceres sobre 10, la situación es más preocupante en los países en desarrollo (África, Asia y América latina), que concentran 60% de los nuevos casos y 70% de las muertes del mundo ligadas a la enfermedad.

Sólo en África, se declaran 600.000 casos de cáncer cada año, de los cuales 500.000 terminarán en muertes. Estas cifras deberían tener un “crecimiento espectacular” en los próximos años, paralelamente al envejecimiento de la población y la adopción de “estilos de vida riesgosos”, subraya la Liga contra el cáncer.

Principal acusado y principal factor de riesgo evitable, el tabaquismo, estará en el centro de los debates sobre la prevención. Es actualmente la principal causa de cáncer de pulmón, es decir, provoca un muerto cada seis segundos en el mundo, y está también vinculado con el cáncer de mama.

Las discusiones también se centrarán sobre los demás factores de riesgo, sobre la necesidad de un diagnóstico precoz, y sobre los precios “exorbitantes” de ciertas terapias innovadoras contra las cuales algunos países decidieron actuar a nivel internacional.

Para lograrlo, la Liga y la Alianza de Ligas Francoparlantes Africanas y Mediterráneas contra el Cáncer (Aliam), la segunda asociación organizadora del Congreso, preconizarán la puesta en marcha un plan mundial contra el cáncer para “acompañar a los países con dificultades” e incitar a las mujeres, “que son más conscientes de la importancia de la salud”, a jugar un papel protagónico en la prevención.

Pilotado por la OMS, el plan mundial contra el cáncer deberá tener en cuenta múltiples factores que originan la enfermedad y “pensar en las dificultades específicas de cada país”, precisa la Liga.

Están previstas conferencias de 350 participantes, de los cuales 70 son investigadores, en este Congreso que concluye el jueves.

 [hr style=”striped”]

Con información de: AFP