Pareciera que el equipo de José Antonio Meade quisiera que su candidato perdiera en la jornada electoral del próximo 1 de julio. Justo cuando peor la está pasando en las encuestas Javier Lozano, vocero del candidato priista, en su calidad de senador de la República defendió las reformas a la Ley de Derechos de Autor que permiten y avalan la censura previa a Internet y promueven los aseguramientos cautelares de los equipos.

No cabe duda que el priismo vive un cisma como nunca antes lo había visto: su candidato presidencial no levanta, las candidaturas locales en los distintos estados no encuentran el dirección sobre lo que deben hacer para sus campañas mientras que los senadores priistas bloquearon la reforma que permitiría eliminar el fuero justo después de que el candidato lo anunciara como un logro.

Hace justo una semana, previa al controversial bloqueo a la reforma que elimina el fuero, los senadores aprobaron cambios al artículo 215 y adiciones al artículo 213 bis de la Ley de Derechos de Autor para quedar de la siguiente manera:

“Artículo 213 Bis. Los titulares de los derechos reconocidos por esta ley, sus representantes o las Sociedades de Gestión Colectiva que los representen podrán solicitar a los Tribunales Federales y/o Tribunales de los Estados y/o de la Ciudad de México, el otorgamiento y ejecución de las siguientes medidas precautorias para prevenir, impedir o evitar la violación a sus derechos patrimoniales a los que se refiere el artículo 27 de esta Ley:

“I. La suspensión de la representación, comunicación y/o ejecución públicas.

“II. El embargo de las entradas y/o ingresos que se obtengan ya sea antes o durante la representación, comunicación y/o ejecución públicas;

“III. El aseguramiento cautelar de los instrumentos materiales equipos o insumos utilizados en la representación, comunicación o ejecución púbicas.

“IV. Cuando las medidas previstas en las fracciones anteriores no sean suficientes para prevenir o evitar la violación de los derechos de autor, se decretará el embargo de la negociación mercantil”.

Respecto al artículo 215 señalan que: “Los titulares del derecho de autor de obras musicales, sus representantes o las sociedades de gestión colectiva a las que hayan confiado la administración de sus derechos, podrán solicitar a la autoridad judicial competente, el otorgamiento de las medidas precautorias previstas en esta Ley”.

Dicho de otro modo, cualquiera que se diga con los derechos de autor o representante legal de los mismos puede solicitar una “medida precautoria” de censura e incluso el aseguramiento del equipo utilizado en la supuesta violación a dichos derechos sin que necesariamente hay una resolución de juez o un proceso iniciado bajo esta causa.

La medida aprobada por los senadores estaría violando el artículo 7o. constitucional que en su segundo párrafo señala: “Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión, que no tiene más límites que los previstos en el primer párrafo del artículo 6o. de esta Constitución. En ningún caso podrán secuestrarse los bienes utilizados para la difusión de información, opiniones e ideas, como instrumento del delito”.

todo indica que será la Suprema (Tremenda) Corte de Justicia de la Nación la que determine la inconstitucionalidad o constitucionalidad de la medida aprobada por los senadores que, de inicio da muestra de un intento de previa censura y promueve el secuestro de los bienes utilizados como instrumento de un posible delito.

Además de esta cuestión, se ha denunciado que al senador Juan Carlos Romero Hicks, secretario de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, se le quiso hacer firmar la iniciativa a pesar de no haber pasado a discusión en comisiones.

Si a lo largo de este texto usted se ha preguntado ¿qué tiene que ver todo esto con José Antonio Meade y su equipo de campaña? Bueno, que quienes han promovido y defendido la modificación han sido los senadores Javier Lozano, quien firma la iniciativa como secretario de la Comisión de Cultura y funge como vocero de la campaña priista, y Ernesto Cordero, férreo defensor de Meade.

Así pues cuando más apoyo necesita el candidato, su equipo y grupo cercana, por fuera, no solo frena la iniciativa para eliminar el fuero sino que, además, promueve la previa censura en Internet y el secuestro de los bienes que se puedan utilizar para la producción y difusión de a información en la presunción de un delito (ni siquiera después de un juicio que determine dicha resolución).

Mal y de mala para el candidato priista, su propio equipo le juega en contra promoviendo y aprobando iniciativas no solo inconstitucionales sino, además, totalmente impopulares que le juegan en contra en el tema de ganar adeptos para su campaña, hoy que se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa a José Antonio Meade el tema no le queda nada pero nada bien gracias a uno de sus más cercanos colaboradores, el senador Javier Lozano.

J. Israel Martínez Macedo