Todo, menos que suba nuestro alimento más esencial.


Gerardo Méndez Trujillo, pequeño empresario dedicado a la elaboración y venta de tortillas es una de las víctimas que está registrando grandes pérdidas económicas derivado del alza de precios en servicios y productos.

Y es que al aumento de  precio en el combustible y los insumos básicos para la elaboración de este producto ha tenido como consecuencia que tenga que incrementar el costo del kilo de tortilla, a pesar de que el gobierno, tanto federal como estatal, ha asegurado que los incrementos “están controlados”.

Explicó que este incremento se ha dado en todo el Valle de Toluca con un aumento de 1 o 2 pesos por kilo, perjudicando principalmente a las amas de casa.

Señaló que desafortunadamente para poder realizar sus actividades diarias es necesario que se traslade en un vehículo, así como para poder ofrecer este producto, debido a que el maíz que se utiliza para el mismo tiene que ser trasladado en camiones que utilizan combustible, lo que ha provocado que el gasto sea mayor y sobre todo poco redituable, debido a que el incremento es poco a comparación del alza de precios en los insumos.

Aseveró que lamentablemente el costo en la materia prima se ha disparado hasta un 15 por ciento, lo que implica que el precio del producto final se haya elevado de 12.50 a 14 pesos por kilo, lo que ha provocado una disminución de ventas hasta de un 90 por ciento.

Debido a que en un día han dejado de vender hasta 100 kilos que en una semana se convierten en 700, dejando fuertes pérdidas para el negocio, señaló que a pesar de que en muchos lugares tienden a seguir vendiendo barato se debe a que malbaratan su trabajo.

 

Por: Flavia Martínez.

[hr style=”striped”]